READ IN: English

Airbnb anunció, durante el día de ayer, la prohibición a nivel internacional de la celebración de fiestas en sus alojamientos. Se acabaron las «party houses».

Fue en el año 2020 cuando la compañía anunciaba el cese temporal de las fiestas y los eventos a nivel global con el objetivo de frenar a los huéspedes de celebrar encuentros no autorizados. Ahora, dos años mas tarde, la prohibición se vuelve absoluta y global.

«En Airbnb, creemos que los barrios y las comunidades en las que operamos son tan importantes como los anfitriones y los huéspedes que utilizan nuestro servicio» asegura la empresa a través de un comunicado. «Sabemos que la abrumadora mayoría de nuestros anfitriones comparten sus hogares de forma responsable, al igual que la abrumadora mayoría de los huéspedes son responsables y tratan sus propiedades y vecindarios como si fueran suyos».

Con «fiestas» Airbnb se refiere a cualquier tipo de reunión no consensuada o gran evento que dure solo una noche. También se han establecido limitaciones de hasta 16 personas en las casas más grandes. Esta última medida podrá levantarse en función de las preferencias del anfitrión. En cuanto a las sanciones, cualquier individuo que infrinja esta nueva política se enfrentará a una suspensión o prohibición.





Newsletter