READ IN: English

Rosalía se va de vacaciones a Mallorca en el videoclip más esperado del verano. Y como no, ‘Despechá’ está lleno de guiños a la cultura veraniega española: mejillones, tinto, sandía, palmitos, bronceador y mucho más. 

El esperado vídeo de ‘Despechá’ ya está aquí. El tema estaba destinado ha convertirse en uno de los hits del verano incluso antes de que saliese de forma oficial. Nosotros ya analizamos anteriormente la formula de su éxito. Y un mes después, confirmamos que tuvimos razón: el film cuenta con más de 3,7 millones de visualizaciones en YouTube en menos de 24 horas.

Tras anunciarlo en sus redes sociales con su característica estrategia de generar expectación con pequeñas píldoras de información, por fin salió el clip. Ambientado en una playa y protagonizado por Rosalía, el film refleja los tópicos de cualquier zona costera española en estas fechas, con pistolas de agua, lanchas, tumbonas y picnics de jamón y patatas, incluidas.

Además de mejillones, tinto, sandía, bronceador y este vídeo tiene mucho sabor a vacaciones. Con un biquini rojo y unos vaqueros cortos, Rosalía se trasladó hasta la playa de Portixol en Mallorca para la grabación. El vídeo lo firma Stillz, el artista colombiano-estadounidense de 23 años que lleva la dirección artística de Bad Bunny, y que anteriormente dirigió ‘La noche de anoche’.

Rosalía aprovechó su cuenta de Instagram para mandar un mensaje sobre qué significaba la canción para ella y qué quería transmitir con este título “Hay muchas formas de estar despechá, en este tema es desde la locura y la libertad, sin reservas ni arrepentimiento. Este es el lugar desde el que hago música, desde donde lo hacía cuando empecé y en el que seguiré hasta que Dios diga».

Además agradeció haber podido viajar durante estos tiempos para poder impregnarse de otras culturas y estilos musicales «Doy las gracias por haber podido viajar en estos últimos años y haber aprendido de músicas de otros lugares, entre ellos República Dominicana, donde artistas como Fefita La Grande, Juan Luis Guerra u Omega me han inspirado, y que sin ellos esta canción no existiría”. 

Este último, Omega, anunció que en principio él iba a colaborar en la canción, pero dos días antes del lanzamiento su parte fue excluida. “Eso son cosas que no vienen del artista, para que no vayan a culpar a la artista. La artista tiene mi respeto y mi admiración de por vida. A veces solo ven las cosas como un negocio, pero de todas formas yo entiendo que esta canción es un palo [un éxito] con o sin mí (…). Aunque yo hice el mejor de los trabajos, creo que no fue una buena decisión”. 

Además de este detalle que no fue bien recibido por los fans del reggaetonero, también se creó otra polémica por la falta de créditos. Y es que una gran parte de la comunidad creativa que circulaba por la red denunciaba la falta de visibilizad que se está dando últimamente por parte de las discográficas a todos los participantes de una producción musical y audiovisual.

Newsletter