READ IN: English

En un show lleno de glamour y con gran influencia de la estética de los años del Gran Gatsby, AREA pone en escena una colección tremendamente madura, de una elegancia incontestable y en la que cada diseño brilló con luz propia.

AREA FW2020

La firma fundada en 2014 por Beckett Fogg y Piotrek Pansczczyk en NY demuestra año tras año su capacidad para desarrollar piezas atemporales, llenas de fantasía y con una identidad bien definida y diferencial. AREA llegó a la Gran Manzana con la clara intención de reafirmar su apuesta por la estética propia de los locos años 50 y el frenesí característico de esa época dorada en EEUU.

Con una imponente presencia de pedrería, piezas inspiradas en la sastrería, volúmenes imposibles, bodys para todas las ocasiones y flecos por doquier, la firma neoyorquina deslumbró a todos lo allí presentes. Colores terrosos, tonos neón, prints arriesgados y elementos de cuero dieron textura y vida al despliegue de bling que paseó por la pasarela yanqui para vestir a una mujer poderosa, con el glamour por bandera y sin miedo a arriesgar a la hora de conquistar el asfalto. Una joya de colección, una vez más.

Respecto a sus accesorios, van de la mano de las principales creaciones que AREA (@areanos brinda para FW2020. La presencia de los cristales se extiende a bolsos, calzado y complementos varios en los que se implementa esa visión refinada a la vez que extravagante que Fogg y Pansczczyk disfrutan desarrollando en su atelier de Manhattan.

AREA hace tiempo que dejó de ser una sorpresa. Ya no entiende de limitaciones.