READ IN: English

En una colección en la que vuelve a predominar su predilección por la sastrería y las líneas clásicas, Magliano implementa nuevos ángulos y estructuras vanguardista en un imaginario cuya evolución promete darnos muchas alegrías en el futuro.

Rodeados de un ambiente que evocaba los ambientes turbios de la camorra, las creaciones del diseñador transalpino irrumpieron en la sala descubriendo a los asistentes nuevos patrones y texturas en su colección para FW20.

Magliano explora en cada colección nuevas formas en sus trajes de dos piezas, añadiendo nuevos volúmenes y su sentido del layering, transparencias, estampados eclécticos y materiales que rompen con la tradición de la sastrería italiana. Además, nos regaló piezas algo más arriesgadas como el peto de cuero, el maxi trench o su perfecta fusión del chándal con el tailoring.

En Milán pudimos ver uno de los creativos con más futuro del panorama internacional, el cual nos lleva inspirando desde el día uno con su visión entre punk y hortera de la herencia italiana, certificando temporada tras temporada que tiene un espacio reservado en el Olimpo de la industria.

Su interpretación del calzado reservado para las ocasiones más formales, bien sean loafers o de hebilla, así como combat boots, sin olvidar sus aplicaciones de pitón o su versión del zueco clásico.

Magliano se ha convertido en uno de nuestros must watch y su savoir-faire no pasa desapercibido para fashionistas y entendidos en la materia.