READ IN: English

Por primera vez desde 2017, Gucci volvió a la Semana de la Moda de Milán para presentar su colección otoño/invierno de 2020. Una propuesta que da un nuevo giro a la estética de inspiración vintage de Alessandro Michele, una colección de 58 looks que incorpora referencias que van desde los años 40 a los 90.

Gucci FW20

El desfile tuvo lugar en el Palazzo delle Scintille (donde J.Lo se convirtió en la estrella de Versace la temporada pasada). Los invitados entraron en una arena llena de arena donde, en el centro, un enorme péndulo se balanceaba ominosamente de lado a lado.

Entre toda la propuesta con cientos de miles de referencias, de nuevo, las colaboraciones encontraron su lugar. Después de aliarse con Disney, Comme Des Garçons y el icónico hotel Chateau Marmont de Los Ángeles, el siguiente en la lista de Michele fue la legendaria cadena de grandes almacenes londinenses Liberty. Cuyos estampados se vieron aplicados en los clásicos bolsos, chaquetas y vestidos.

Con una propuesta que huye de la masculinidad más tóxica, Michele explicó que esta temporada pensaba en un ‘hombre-bebé‘ amable y cariñoso que sin duda supo plasmar en la pasarela.

Gucci FW20

Un nuevo step en el imaginario de Michele.