READ IN: English

Balenciaga ha eliminado misteriosamente todas sus publicaciones de Instagram esta semana, siguiendo la estela de “des-digitalización” que ya inició Bottega Veneta cuando decidió evaporar sus redes sociales.

Todavía no se sabe nada al respecto, pero se espera que el éxodo virtual se deba al esperado desfile de alta costura de la firma, previsto para el 7 de julio. La próxima colección supone así la vuelta de Balenciaga al universo haute couture tras 53 años. Pensamos que quizás, más allá de seguir el movimiento de des-digitalización, lo que estén cocinando sea un gran reset en sus canales sociales a partir de uno de los momentos clave de su historia.

Además de Instagram, la casa de moda ha suprimido todo el contenido de sus canales de Twitter y Facebook, vaciando todo y dejándolo como un lienzo en blanco. Tendremos que esperar a la semana que viene para que salga a la luz (o no) la respuesta a este drástico movimiento dirigido por Demna Gvasalia.