READ IN: English

La casa de lujo apuesta por el estilo casual y effortless francés y presenta la colección en un ambiente real life parisino.

Balenciaga | FW19 Campaign

Lo vimos en marzo. La colección FW19 de Balenciaga dio un giro radical para enfocarse en la gente, en la calle y en el día a día. Demna Gvasalia describió la apuesta como una oda al cliente, a ese amante de la moda que deambula por las tiendas de compras. «Cuando estoy en las calles de París, esto es lo que veo», declaraba el diseñador para presentar su desfile.

Ahora, la campaña de la colección surge a medida que las prendas comienzan a comercializarse. Y las imágenes no dejan lugar a dudas: Gvasalia quiere la clase y el estilo que transitan por la ciudad del amor, ese que está al otro lado del escaparate y no dentro en una imagen irreal y onírica. Para evocar esa esencia, la firma ha reclutado a parejas de calle como modelos, logrando un ambiente de realidad y actualidad y uniendo el lujo con la calle.

Cada una de las parejas presume de una unión y una química que salta a la vista. Los escenarios elegidos son espacios de tránsito de diario, desde una frutería hasta la terraza de una cafetería, pasando, cómo no, por las orillas del Sena. El fotógrafo Greg Finck, especializado en bodas, se ha encargado de capturar a los amantes. El vídeo de la campaña ha sido realizado por el artista Ed Fornieles y documenta a las cinco parejas hablando sobre su relación en una entrevista.

Como esperábamos visto el desfile, no hay ninguna Triple S a la vista. Las dad shoes han sido sustituidas por el calzado de cuero negro y punta cuadrada. Las prendas exhiben una funcionalidad exquisita para los meses fríos, con abrigos y anoraks oversize, washed jeans holgados y sudaderas como protagonistas. Cada outfit ofrece una visión distinta de los puntos clave de Balenciaga, aunque siempre con ese savoir faire que nos deja boquiabiertos.