READ IN: English

No es la primera vez que una marca utiliza niños para sus campañas, de hecho, Coperni FW23 está protagonizada por bebés. Ahora, Balenciaga ha presentado su colección “Objects” con una campaña que ha dado mucho que hablar y por la que ha tenido que pedir disculpas públicamente. 

Para presentar su nueva oferta de productos para el hogar y toda la familia, Balenciaga confió en el fotógrafo italiano Gabriele Galimberti, quien capturó la campaña llamada “Balenciaga Gift Shop”. Aunque Demna quiso darle un giro, fue demasiado lejos y la campaña tuvo que ser eliminada. Además, está en el punto de mira de la opinión pública por mostrar a niños con peluches y accesorios característicos del BDSM como arneses de bondage.

El fotógrafo Gabriele Galimberti adaptó su proyecto artístico “Toy Stories” que consiste en fotografiar a niños con sus juguetes. Sin embargo, la campaña terminó con una disculpa de la marca en su Instagram: “Nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que haya podido causar nuestra campaña para. Nuestros bolsos de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña. Hemos retirado inmediatamente la campaña de todas las plataformas”. 

«Pedimos disculpas por mostrar documentos inquietantes en nuestra campaña. Nos tomamos este asunto muy en serio y vamos a emprender acciones legales contra las partes responsables de la creación del set y de la inclusión de artículos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña de primavera 23. Condenamos firmemente el abuso de los niños en cualquiera de sus formas. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños”. 

La campaña presenta a modelos infantiles con mirada inocente y sosteniendo muñecos de peluche adornados con accesorios y prendas asociadas con las prácticas sexuales fetichistas, como el BDSM; tales como arneses, chokers, candados y fishnet. Los usuarios de redes sociales expresaron su disgusto al calificar las imágenes de niños como “aterradoras”, “espeluznantes” y “erróneas”.

El elemento que más controversia ha causado, ha sido un texto sobre pornografía infantil que fue puesto sobre la mesa junto al bolso Hourglass. “La marca ‘Balenciaga’ acaba de hacer una mmm…. interesante… sesión de fotos para sus nuevos productos, que incluía un documento judicial muy mal escondido sobre ‘porno infantil virtual’, cosas normales”, escribió un usuario en Twitter.

Bella Hadid vuelve a protagonizar una campaña de Balenciaga, esta vez con adidas

Newsletter