READ IN: English

Inditex continúa eliminando canales de venta con el objetivo de no seguir operando en China. De esta forma, Bershka, Pull&Bear y Stradivarius dejarán de venderse en el gigante asiático.

A principios de este mismo año, Inditex comenzó a echar el cierre en China a sus cadenas de ropa más joven. ¿El objetivo? Adaptar su modelo de negocio a las necesidades y tendencias de sus diferentes audiencias. El siguiente paso era eliminar el e-commerce, y lo ha hecho. Este mismo mes, Bershka, Pull&Bear y Stradivarius dejarán de vender online en el país asiático.

Será a partir de ese momento cuando la multinacional española focalice todos sus esfuerzos en potenciar su presencia en China con sus otras marcas: Zara, Zara Home, Massimo Dutti y Oysho. Un total de 279 establecimientos repartidos por toda la nación que se potenciarán todavía más.

«Tal y como ya venía haciendo en los últimos años. Inditex seguirá adaptándose a la demanda de sus clientes en China. Acción para la que, desde este mismo momento, centrará su oferta de moda de calidad en la experiencia única e integrada de tiendas y online de Zara, Massimo Dutti, Oysho y Zara Home» establece un comunicado del gigante textil.

No obstante, el crecimiento económico de Inditex continúa aumentando. Según su informe económico presentado durante el pasado mes de junio (y que se corresponde con el primer trimestre de 2022), la compañía facturó 6.472 millones de euros. Además, alcanzó un beneficio neto de record, cuyo valor asciende a los 940 millones de euros.

Newsletter