READ IN: English

Nada como alejarse de casa para sentir que perteneces al lugar que dejaste atrás y explorar tus raíces. Así es como nace Barragán. Víctor es un mexicano en Nueva York que en 2014 decide emprender un un experimento sobre lo latino, utilizando como canal la moda, para abordar temas como el concepto de belleza, la identidad de género y el consumo de medios.

“Brujería” es el título para la temporada Fall 2020. Una colección salvaje y sobria a la vez, que extrae los colores del paisaje mexicano y los apaga de forma intuitiva.

El gesto oversize en las solapas y los zapatos -imposible no pensar en payasos- roza la caricatura del traje, que normalmente representa el poder de quien lo lleva. Y algo de ese poder reside en las cadenas muy gruesas que conforman todos los complementos de la colección, y finalizan formando un claustrofóbico y pesado chaleco.

Las inconfundibles aberturas inesperadas de la casa rasgan camisetas y también vestidos transparentes hechos con un encaje algo rancio. Algo así como la versión más salvaje del camisón de nuestras abuelas. El monograma de aire precolombino que vimos la temporada pasada encuentra nuevas posiciones en las rodillas y el estampado de un vestido tan ajustado que deforma las iniciales.

Los pantalones de cuero característicos de la firma se funden con tela vaquera y entran dentro de la tendencia de las botas-prolongación del pantalón. Mientras que otras botas exentas y bolsos de cuero se combinan con pelo, que confiere un carácter silvestre al conjunto.

Está claro que Barragán posee habilidades mágicas para la moda. Y el embrujo permanece más cada vez que presenta una nueva colección.