READ IN: English

El sábado pasado Londres (LFW) acogió el desfile de Burberry (@burberry) FW18, el último protagonizado por el diseñador Christopher Bailey que ha decidido abandonar la firma. A este adiós se unió, paradójicamente, la bienvenida a Cara Delevingne quién fue la responsable de cerrar el desfile.

Cara Delevingne / Burberry FW18

Cara Delevingne / Burberry FW18

Después de 17 años como director creativo de la casa inglesa, Bailey, se va por todo lo alto – ¿Dejando su puesto a Kim Jones?-. En todo este tiempo ha remodelado Burberry, convirtiéndola en firma de lujo a través de la constante reinvención de sus archivos clasicos.

Su última colección se apoya en un icono de la paz, la libertad o la igualdad como es el arco iris. A este mensaje se suma una clara apuesta por la tendencia dominante, el streetwear, que Christopher ha llevado al terreno Burberry sin que se pierda ni un ápice de la esencia. Una propuesta impresionante que mezcló: estética gabber, aires de los 80, maxi faldas, hoodies oversize y sneakers con el espíritu clásico e inherente de la marca británica. Por supuesto, no faltaron las gabardinas de Burberry que Bailey ha estado re-interpretando durante los últimos años.

Burberry FW18

Un último baile al que Cara Delevingne puso el cierre perfecto, y un adiós (o mejor hasta pronto) al que Christopher le dio una carga brutal de optimismo:

“El sentimiento del espectáculo versa sobre el futuro y lo emocionante y positivo que es. Espero que lo sea. Soy optimista, mi vaso siempre está medio lleno”

Christopher Bailey