READ IN: English

El Grand Palais Éphémère de París acogió durante el día de ayer el desfile de Alta Costura de Chanel. En pocas horas se convirtió en uno de los eventos más comentados de la Semana de la Moda de París, y no solamente por sus diseños…

Xavier Veilhan, aclamado escultor francés, fue el encargado de la puesta en escena. Dibujos geométricos, esculturas, aros y escarapelas creaban un universo que baila sobre el limbo entre la fantasía y lo real… Todo ello inspirado en las ferias mundiales de los años 20 y en artistas como Sonia y Robert Delaunay.

«Se trata de una colección de verano, por lo que es muy fresca e incluye muchos bordados» explica la directora creativa de Chanel, Virginie Viard. «Me inspiré un poco en los años 20: las plumas, los flecos… El lado femenino de los constructivistas, la chica que hay dentro.»

De esta forma, encontramos elementos tan característicos como el eterno tweed de la casa de moda, presente en trajes de verano formados por faldas y chaquetas. Los trajes pantalón envolventes; los vestidos de gasa y de satén y los chalecos de cuentas elevaban la colección a un nivel superior de glamour y elegancia.

Sin embargo, a pesar de que los diseños enamoraron al público, Chanel está recibiendo una lluvia de críticas por crueldad animal. La apertura del desfile estuvo protagonizada por Charlotte Casiraghi, nieta de Grace Kelly, montando a caballo y luciendo un lujoso traje de equitación compuesto por una chaqueta de tweed negra.

Si te perdiste el desfile, puedes verlo a continuación:

Y hablando de Paris Fashion Week¿Has visto el desfile de Schiaparelli?

Newsletter