READ IN: English

Chanel se prepara para sufrir el duro golpe del Covid-19 en 2020 tras crecer un 13% en 2019. Sin embargo, la compañía francesa de lujo, en manos de los hermanos Wertheimer, continúa comprando proveedores.

Chanel

El año pasado fue un gran año para Chanel. Finalizó 2019 con unos ingresos de 12.270 millones de euros, que se traduce en un crecimiento del 13%. Las ventas de prendas de ropa fueron las causantes de esta gran cifra, ya que aumentaron un 28%.

Ahora, para sorpresa de todos, Chanel ha decidido adquirir la empresa italiana Gaiera Giovanni, especializada en curtiduría. Esta última compra se añade a la larga lista de proveedores comprados por Chanel en últimos años, como los fabricantes italianos de cuero Renato Corti y Mabi, el fabricante francés Grandis, Samanta, especializada en curtiduría; la española Colomer Leather Group, también especializada en cuero o Orlebar Brown, de trajes de baño.

A pesar de seguir comprando proveedores, Chanel ha decidido subir los precios de sus artículos más demandados. Veremos cómo