READ IN: English

“He estado esperando desde diciembre para compartir este sueño hecho realidad” escribía Gigi (@gigihadid) en sus redes sociales. Pero, aunque parezca una campaña más, no lo es. Es la primera modelo en convertirse imagen de Chanel siendo personaje público.

Hace unos días, Gigi posteaba en Instagram la última campaña de Chanel Pre-Fall 2020, en la que ella es protagonista. El shooting se llevó a cabo en diciembre del año pasado, antes de que se hubiese confirmado su embarazo. Aunque, echando cuentas, es muy probable que ya estuviese embarazada por aquel entonces.

La noticia se confirmó oficialmente en abril, cuando Hadid se lo dijo al presentador del programa, Jimmy Fallon: “Obviamente, ya sabes, nos gustaría haberlo anunciado en nuestros propios términos, pero estamos muy emocionados y felices por los buenos deseos y el apoyo de todos, así que…”.

Su madre Yolanda Hadid confirmó la noticia a un medio de comunicación holandés, RTL Boulevard: “Estoy emocionada de convertirme en abuela en septiembre, especialmente después de haber perdido a mi madre tan recientemente. Pero esta es la belleza de la vida: Un alma nos deja y otra nueva entra”.

La modelo reveló recientemente en un directo de Instagram que ya estaba embarazada de “pocos meses” cuando desfiló por las pasarelas internacionales (Chanel, Jacquemus, Lanvin, Jean Paul Gaultier). ¿Os acordáis de cuando Gigi echó del desfile de Chanel a Marie Benoliel? En ese momento, se convirtió en la heroína de Chanel pero, ahora parecer ser, que ya lo era antes.

A pesar de que Gigi consiguiera, junto con su hermana Bella y Kendall, hacerse un hueco en el desfile de Victoria’s Secret sin cumplir los requisitos preestablecidos, la marca solo buscaba aumentar su popularidad y evitar su irremediable bancarrota.

Gigi

Karl Lagerfeld no estaba del todo convencido para confiar en una celebrity como imagen de Chanel. Incluso llegó a rechazar a Kendall y Kaia Gerber en el pasado. En cambio, esta última sí que protagonizó una campaña en Fendi. Al contrario de lo que ocurre con otras marcas de lujo, Chanel es un hueso duro de roer en la materia.

Pero las cosas han cambiado. Conseguir que Chanel te acoja es un reto casi imposible que, de momento, solo Gigi Hadid ha sido capaz de superar.