READ IN: English

Llega el buen tiempo a la capital y el Real Jardín Botánico recibirá a miles de turistas que pasearán por su laberinto en flor; pero este año hay una curiosidad oculta. Chanel ha dejado su firma en una de las zonas más bellas del enclave madrileño. La casa francesa asumirá la restauración de La Rosaleda, esta iniciativa coincide con el centenario de su icónico perfume N5.

Real Jardín Botánico

“Chanel mantiene ese compromiso con la naturaleza: es la base de su inspiración y el origen de su conocimiento”; de este modo la firma ha comunicado su participación en este proyecto. Con la pandemia disfrutar de espacios al aire libre se ha vuelto una prioridad para todos, ahora la razón aumenta para visitar el Real Jardín Botánico.

La maison resurgirá toda su belleza con nuevos rosales de los siglos XVIII y XIX que se distribuirán tanto en la parte aérea como en la subterránea. Serán 2.800 los metros cuadrados que Chanel diseñará para los visitantes.

Real Jardín Botánico

A pesar de que la flor más significativa de la casa es la camelia, su perfume más emblemático se construye bajo las notas de la Rosa de Mayo y el Jazmín. Gabrielle Chanel pidió al experto perfumista Ernest Beaux crear una fragancia con ojos a mujer; extraordinario y poderoso. Aunque no solo consiguió su deseo sino que, también diseñó el aroma de una firma que avanza al ritmo de su exitosa historia.

Por este motivo se ha querido involucrar tan íntimamente con La Rosaleda del Real Jardín Botánico. Así no solo ayuda a florecer un rincón especial de Madrid sino, además a llevar a todas partes el legado de una de las diseñadoras más influyentes del mundo.

Si quieres conocer los horarios puedes hacerlo pinchando aquí.