READ IN: English

Laura Pérez ( @laurappz ) | Chromosome Residence es como una droga que altera la consciencia. Que juega a la subversión mediante arte surrealista, asimetrías y workwear ortopédico. El nexo entre las generaciones mayores y la new era, alejada de los convencionalismos estéticos e influenciada por la antítesis inspiracional. Hablamos de la firma experimental que ha incendiado el sistema al infinito.

Esperanza & Rafa | CHROMOSOME RESIDENCE > Foto: KITO MUÑOZ.

La moda ahora es más arte que nunca. Esa es la idea que Rafa Bodgar y Esperanza Berrocal, los directores creativos de la firma, inyectaron en Chromosome Residence: el nuevo cromosoma outsider sin género. Las asimetrías, desproporciones y objetos costumbristas se fusionan en colecciones conceptuales con las que hacemos un viaje a través de generaciones, objetos, edades e identidades.

Las generaciones avanzadas se convierten en la gran influencia. Pues se quiere transmitir que ellos no dejan de estar ‘in’ por el hecho de ser mayores. Asimismo, “lo cutre”, kitsch, los gordos, flacos, ejecutivos… ahora son objeto de inspiración para materializar.

Chromosome Residence | SS18

El casting de los modelos es uno de los puntos más excéntricos de la firma. Así, los maniquíes vivos forman parte de una performance poco convencional: amantes del feísmo, la anti-moda y lo deforme conjugan el elenco de models de Residence. Gente de Instagram y de la calle como Coco Kate, Filip Custic, Kito Muñoz y Denys Pivtorak elevan -aún más- el proyecto.

Chromosome ha presentado sus colecciones dos años consecutivos en el marco MBFWM / Samsung EGO, y nos han llevado a otra galaxia indefinida que nos hace vibrar, y abrir los ojos.

La colección debut primavera-verano 2017 se presentó en una capilla. Pantalones con la bragueta abierta, asimetrías, mallas con vello púbico, plumas deconstruídos con cuello de pico con servilleta para comer y bolsos-mantel de comedor. Zapatos homeless sin suela, trajes con cinturones anillo y zapatos tacón de base de muleta: ese era el nuevo concepto de moda emergente.

Chromosome Residence | SS17

El último desfile de la firma, Fall-Winter 18 se desplegó en El Instante Fundación, con una reinterpretación experimental de la boda convencional. Las ideas principales fueron: un caballo, una Zodiac y un coche. Se alargaban -así- las colas de los trajes de novia y se fusionaban con estos tres elementos. En ese instante, todo formaba parte de un solo objeto.

FW18 | MBFWM

La colección sugería la idea de que el vestido al uso de novia no estuviese encasillado únicamente para las bodas, si no para sacarlo a la calle: convertirlo en casual streetwear. También, que la persona que lo llevase se sintiese tan especial que quisiese incluso casarse con ella misma.

El final de la boda acababa con una performance de María Forqué: el desnudo íntegro encima del coche-novia con el que trasgredió la pasarela, el arte, y la vida.

Chromosome Residence | FW18
-

Así es como lo está haciendo Chromosome Residence (@chromosomeresidence): cambiando el concepto de desfile, de colección, y haciendo piezas de arte que revolucionan la era del trap reggaetonero y Vetements, creando subversión hacia el sistema y la moda. #mustfollow

web: chromosomeresidence.com