READ IN: English

Te despiertas, contestas los mensajes de WhatsApp, miras los stories de Instagram, lees las últimas noticias de Twitter… Estas son algunas de las acciones que ya forman parte de nuestra rutina. Y es que el síndrome del chequeo constante se ha convertido en algo habitual en nuestro día a día, sobre todo para las nuevas generaciones. Por eso, te damos algunos tips para que estas vacaciones empieces a desintoxicarte de las redes sociales. 

Las redes sociales han invadido nuestra realidad en todos los aspectos, de hecho tienen un impacto significativo no solo en las actividades que realizamos en línea, sino también en el comportamiento y en la vida en general de cada uno de nosotrxs. El usuario promedio dedica al menos dos horas al día a las redes sociales, según un estudio de Statista. Pero todxs sabemos que los informes diarios que produce nuestro smartphone superan esa cifra diaria.

Estas plataformas virtuales han facilitado la comunicación entre las personas, así como la democratización de la información y la libertad de expresión. Pero también, en muchos casos, las redes sociales han significado todo lo contrario. Hasta tal punto de haber afectado directamente a nuestra privacidad, capacidad de concentración, facultad de relación con los demás, así como la polarización en la política, entre otros muchos otros aspectos.

El exceso de actividad en las redes sociales además puede afectar a tu salud. La exposición a la luz azul de ondas cortas que emiten las tablets, ordenadores y teléfonos, trastocan nuestros horarios de sueño. A largo plazo, estos efectos pueden generar insomnio y deficiencia del sueño crónica, lo que puede aumentar el riesgo de padecer problemas continuos de salud y algunos tipos de cáncer, como analizan en el estudio de Dormir bien en la era digital. 

Como era de esperar también afecta directamente a tu bienestar mental y emocional. El uso excesivo de las redes sociales está muy relacionado con el aislamiento; la ansiedad social; los trastornos del estado de ánimo y la depresión. Todo esto como resultado de la comparación social y los celos: ese sentimiento que tienes cuando ves el catálogo de cuerpos que aparecen en la aplicación, las experiencias ajenas, incluso los logros de los demás.

El fenómeno conocido como FOMO ( «Fear of missing out» o miedo a perderse algo) también se incrementa con el uso de las redes sociales. Sobre todo si dedicas mucho tiempo a ver lo que hacen los demás. Un estudio demuestra que los usuarios de Facebook sienten que sus amigos de la plataforma tienen vidas más felices y plenas que ellos, pero debemos tener en cuenta que las personas solemos compartir solo lo que queremos que vean los demás.

Cómo desconectar de las RRSS estas vacaciones

Limitar el tiempo en red

Si tienes un dispositivo Apple abre «configuración», ve a «tiempo de pantalla», elije «límite de aplicación» y selecciona «agregar límite». También puedes recurrir a una herramienta de productividad, como StayFocusd, para restringir el tiempo que dedicas a sitios como Facebook, Twitter e Instagram, entre otros.

Quitar las notificaciones

Accede a «configuración» de tu teléfono y en el apartado «notificaciones», que configura que aplicaciones pueden o no enviar las notificaciones, selecciona la app que quieras y desactiva o activa el permiso para recibirla. De esta manera, evitas el checkeo constante o el estar pendiente todo el rato del móvil.

Poner el modo silencio

Para activar el modo silencio en el iPhone, mueve el interruptor para que la parte naranja esté visible. Cuando actives el modo silencio, no escucharás los tonos de llamadas ni las alertas, pero sí se reproducirán otros sonidos como los audios de música o videos. Esto podría reducir el uso del móvil.

Desinstalar apps

Otra opción que podría considerarse una terapia de choque sería desinstalarte del móvil aquellas aplicaciones de las que no puedes evitar entrar cada minuto. No es la más recomendable, porque como cualquier adicción es mejor ir poco a poco para que se no produzca el conocido efecto rebote.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a la última colaboración entre Palace x Calvin Klein?





Newsletter