READ IN: English

La marca española con sede en Barcelona introduce la jornada laboral de cuatro días y consolida el teletrabajo. Esta medida innovadora afectará a 502 personas que reducirán a cinco horas su trabajo diario.

Después de la ola de flexibilidad que supuso la pandemia para las empresas, Desigual incorpora esta elasticidad de manera indefinida y modifica su jornada laboral. La empresa se posiciona como la pionera en el sector de la moda en reducir la jornada laboral a cuatro días, siendo uno de ellos de manera telemática.

“La pandemia nos ha enseñado que se puede trabajar de forma diferente y ser más eficientes. Lo que hacemos en 40 horas estoy convencido de que se puede hacer en 35 horas. Buscamos mejorar la conciliación, pero también ser más competitivos, retener talento y atraerlo”, afirma Alberto Ojinaga, director general de Desigual.

Esta nueva medida afectará a 502 empleados que trabajan en la central, quedándose fuera las áreas de operaciones y ventas. La jornada que pasa de 39,5 horas semanales a 34,5 horas, también afectará al salario que se reduce el 13%. A pesar de que la compañía cubra una parte, los trabajadores percibirán el 6,5% de esto.