READ IN: English

François-Henri Pinault, Director General de Kering, ha anunciado que prohibirá a todas sus marcas utilizar pieles en sus productos. Se trata de una gran acción con el objetivo de alcanzar un futuro mucho más sostenible en el conglomerado del lujo.

A pesar de que algunas marcas pertenecientes a Kering como Gucci, Balenciaga, Bottega Veneta o Alexander McQueen ya están exentos de este problema, todavía es necesario establecer una política anti-pieles. Es por ello que surge la decisión de poner en marcha una estrategia sostenible mucho más amplia y sólida en el mercado.

«La piel es un material que históricamente ha estado muy ligado a la industria del lujo» afirma Pinault. «Dejar de usar pieles es una buena señal de que las cosas están cambiando en esta industria de manera diferente a la sostenibilidad… A través de esta visión, algunos materiales no tienen cabida en el lujo.»

Las próximas marcas en incorporar esta iniciativa serán Saint Laurent y Brioni. Pinault no teme a la pérdida de clientes que buscaban este tipo de productos, pues está convencido de que se trata de la decisión correcta. Solo así se cambiará el futuro de la alta costura y la forma de comprar de los consumidores.

Si no quieres perderte las últimas noticias sobre moda, te recomendamos que visites nuestra web.