READ IN: English

La exploración del nexo entre la moda y el cine es ya representativa en la obra de Luca Guadagnino. Algo que el director italiano acaba de corroborar con la siguiente noticia: Jonathan Anderson firmará el vesturario de su nuevo filme “Challengers”. Desde ese destino, emprendemos un viaje nostálgico por una carrera cinematográfica marcada por una poderosa estetización vinculada al mundo de la moda y el arte.

La colaboración entre el director y el diseñador abre un nuevo episodio en la historia del cine de Guadagnino y la moda. Una que tuvo su génesis en 2005 con su unión con Silvia Fenturini para el cortometraje “The Fist Sun SS06 de Fendi; vínculo creativo que volvió a materializarse en un corto dirigido por Guadagnino para Fendi SS20.

Guadagnino se sumergió asimismo en las profundidades de la moda a través de una serie de fashion films para Armani, Cartier o Ferragamo. Aunque probablemente fuese su colaboración con Valentino para el filme “The Staggering Girl” lo que realmente llegase a trascender.

VISTIENDO A LA ARISTOCRACIA ITALIANA

Si hacemos un repaso por su filmografía, podemos apreciar la experimentación del cineasta con la estética sartorial de los círculos de la clase media-alta italiana. Véase en alguna de sus películas de culto como “Call Me By Your Name”, en la que se une con la directora de vestuario Piersanti para reimaginar la vestimenta de los 80 en Italia.

Esa visión vuelve a latir en los estilismos elegantes y aristocráticos de los personajes de “I Am Love” (2006). La protagonista y musa del director, Tilda Swinton, luce en ella una secuencia de reediciones de la colección SS08 de Jil Sander que diseñó su entonces director creativo Raf Simons.

«A Bigger Splash»

El belga perteneciente al club de los renegades of fashion volvió a trabajar junto a Guadagnino para «A Bigger Splash” en 2015. Simons, que estaba al cargo de la dirección creativa de Dior, firmó el vestuario de la película, conectando su imaginario con el de Giulia Piersanti para vestir a una estrella del rock de vacaciones en Pantelleria. Toda esa sensibilidad conjunta declinó en una serie de looks configurados por gafas futuristas, vestidos de algodón drapeados o caftanes en infinidad de estampados.

Si Guadagnino bebe de la moda para hilar sus secuencias, en “Suspiria” la inspiración se invierte, y es Jun Takahashi el que traslada a Undercover FW19 algunas de las imágenes de la película.

Esa oratoria y/o devoción hacia el universo de la moda probablemente acabó de elevarse en “We Are Who We Are”. En la serie, el creativo proyectaba el armario de la generación z, entre códigos fluidos y high-end con los que explora la cultura juvenil contemporánea. Piersanti volvía a contar para el vestuario con Raf Simons, quien cedió algunas piezas icónicas de archivo, que coexistieron junto a otras de Comme des Garçons, Yohji Yamamoto, Celine, Rick Owens, Vetements, Aries, Stüssy o Saint Laurent.

Aunque si la moda ya se exhibía en un primer plano en todo ese recorrido cinematográfico, en la próxima película de Guadagnino protagonizada por Zendaya, “Challengers”, ésta representará uno de sus grandes ejes visuales con el vestuario surrealista de JW Anderson que ya está suscitando emoción.

Newsletter