READ IN: English

Welcome to the future. Cat Taylor se ha convertido en la diseñadora 3D que ha llevado la moda renderizada al siguiente nivel a través de su línea digital que reimagina piezas de Balenciaga, Burberry o Vetements. Bootlegs de Off-White o animaciones de alien girls que han calado en la industria, copado los escaparates de Londres o las campañas más in de la nueva era, mas allá de su agencia creativa Digi-Gal que ha dado voz a la creatividad del colectivo LQGBTQI. Seguimos aquí su camino outsider hacia el nuevo paradigma tridimensional.

Cat Taylor avatar

Cat empezó estudiando diseño textil en Chelsea College of Arts, un campo que decidió dejar de lado para dedicarse a una técnica que lleva revolucionando el sector desde unos años atrás: el diseño de moda 3D. Sumergiéndose en un loop de tutoriales de Youtube y experimentando con las posibilidades de un nuevo software necesario para llevar a cabo la ropa virtual, @cattytay dio con su secret formula de bootlegs digitales inspirados en los tejidos y el movimiento con los que ha sacudido el hype internacional.

Así ha sido como el diseño virtual se ha convertido en una nueva vía que está marcando un antes y un después en la industria por su poder sostenible, permitiendo que las marcas creen prototipos realistas en una variedad de estilos diferentes sin tener que crearlos realmente, eliminando residuos infinitos cada año. Así lo hace adidas, con un equipo de diseño 3D que da lugar a todas las muestras, modelos íntegros en 3D con diferentes variaciones que ahorran tiempo y recursos.

Vetements x Nike by Cattytay

Suprimiendo las barreras de género en otro sector más protagonizado por el hombre, la diseñadora ha conseguido un background de oro con proyectos centrados en cuerpos etéreos sin rostro que lucen trajes digitales de firmas como Raf Simons u A Cold Wall* con paisajes ficticios de fondo. Prendas de Chloé o Rick Owens levitando en ambientes surrealistas para el último ‘The New Order’ de Selfridges AW19′: un nuevo concepto que acaba con el clásico maniquí e introduce una nueva vía hipnótica que nos adelanta el futuro del VM. La artista virtual da paso, de igual forma, a recreaciones de prendas de la vida real, fits reinterpretados de Off-Whiteanimaciones para Balenciaga, chaquetas iridiscentes para Nicce o bucket hats para Slazenger x Banger.

Siguiendo ese fin de explotar la creatividad de la mujer, Cattytay decidió crear el colectivo Digi-Gal: una plataforma online que cuenta con animadorxsdiseñadorxs 3D que se identifican como trans, wmxns y no binarios. En @digi.gxl se genera una comunidad que ofrece orientación técnica de software, asesoramiento industrial y apoyo creativo. Además, Taylor ha dirigido proyectos que validan todos los cuerpos y apoyan la comunidad queer como hizo a través de su trabajo para Pxssy Palace ‘Boob Jiggle’ o del avatar virtual de @miniswooshAlexandra Hakett para 720Airstore de Nike London.

Cat Taylor se ha pasado así el fashion gaming en nivel avanzado hasta llegar a posicionarse como un referente absoluto en ese universo 3D que las firmas high-end están introduciendo en sus sistemas, más allá del escaparatismo o la pasarela, como una herramienta sostenible que permite desarrollar una creatividad sin fin.