READ IN: English

Inaugurado en 2015, El Imparcial se ha consolidado como uno de los espacios de referencia en pleno barrio madrileño de El Rastro. Un lugar de encuentro en el que una propuesta gastronómica ágil y contemporánea convive con diferentes expresiones creativas y de ocio; en el marco de los salones de un antiguo palacete que unos días es la sala de exposiciones y otros un espacio para conciertos o presentaciones. Y que un día fueron las de la antigua redacción del periódico El Imparcial de principios del siglo XX. Con una oferta ininterrumpida de lunes a domingo, sus promotores han conseguido impregnar a esta zona de Madrid de un aire contemporáneo y cosmopolita.

Ahora, El Imparcial amplia su oferta gastronómica a través de cinco nuevos platos.

Croquetas de cecina, queso payoyo y espinacas

Ssäm de ibérico con salsa hoisin

Puerros confitados con romescu

Steak tartar con helado de mostaza

Alcachofas a la parrilla con puré de calabaza, pesto y espuma de queso de cabra

Brunch los domingos

Los brunch de domingo son ya una institución en El Imparcial. El plan perfecto para coger fuerzas antes o después de una mañana en El Rastro. La luz que entra por los grandes ventanales imprime un ambiente especial que invita a sus visitantes a pasar del zumo de naranja al vermut. Además, durante las tardes de los domingos el restaurante ofrece música en vivo con pequeñas actuaciones que añaden otro punto diferenciado al brunch.

El Edificio: De redacción de un periódico a Sala X

El edificio de El Imparcial es un palacete que entre los años 1913 y 1933 albergó la redacción del mismo nombre. Aún a día de hoy, deja entrever en sus paredes y techos el aliento artístico e intelectual de aquel Madrid, trasladándolo a nuestros días.

Eduardo Gasset y Artime (abuelo del filósofo español Ortega y Gasset), director del periódico El Imparcial, encargó al prestigioso arquitecto Daniel Zavala uno de los primeros edificios capaces de albergar la sede de un diario moderno y liberal de la época. La nueva redacción se inauguró el 13 de febrero de 1913. En su redacción elaboraban «Los Lunes de El Imparcial»; el suplemento cultural en lengua española más importante de la época y donde colaboraban asiduamente los grandes nombres de la generación del 98 (Unamuno, Azorín, Baroja… entre otros).

Sin embargo, el periódico sufrió los vaivenes de la época y apenas sobrevivió a los tumultuosos acontecimientos de la España del primer tercio del siglo XX. En el año 1933 el diario cerró, y en su patio se edificó el Cine Alba. Con el paso del tiempo, el edificio cambió de propietarios y pasó a manos de la familia Barragán. En los años 80, el Cine Alba pasó a ser una sala X, de las últimas que quedarían abiertas en Madrid. Este cine ha sobrevivido milagrosamente a sucesivos intentos de demolición, gracias al empeño de la familia propietaria, quienes han defendido su valor cultural y desde siempre han tenido en consideración el potencial de ese espacio como centro cultural.

c/ Duque De Alba 4 (barrio El Rastro) Metro Tirso de Molina
Reservas: 917 958 986

Para más información, haz click aquí.

Newsletter