READ IN: English

Si Elon Musk es un tío conflictivo y polémico, sus proyectos lo son todavía más. En esta ocasión, el empresario ha presentado Neuralink, una compañía que propone implantar microchips diminutos en cerebros humanos.

El proyecto ya ha solicitado ensayos en humanos, aunque de momento solo se ha probado en animales. En la presentación de Neuralink enseñaron cómo funciona a través de un cerdo llamado Gertrude. Gracias a él, se pudo ver su actividad cerebral en un gráfico en vivo.

El chip es del tamaño de una moneda y, según el propio Musk, encajará “bastante bien en tu cráneo”. “Podría estar debajo de tu pelo y no lo sabrías”.

El implante de Neuralink tiene como objetivo ayudar a las personas con enfermedades neurológicas como la demencia, la enfermedad de Parkinson o con lesiones de la médula espinal.

Eventualmente, Elon Musk prevé que la tecnología produzca “una simbiosis con la inteligencia artificial”. Sin embargo, ha querido dejar claro que a través de este chip no pretender apoderarse del cerebro de la gente ni cosas raras.

Este objetivo a largo plazo podría hacer realidad el mayor miedo de Musk: que la inteligencia artificial sea más poderosa que la propia humanidad.

Si quieres conocer más noticias relacionadas con Elon Musk pincha aquí.