READ IN: English

Si hoy la nueva normalidad es el distanciamiento social, es lícito preguntarnos sobre el futuro de las empresas de belleza. Los recientes inconvenientes ocasionados por la crisis del coronavirus han propiciado nuevas estrategias de venta ¿Os Imagináis comprando una nueva paleta sin poder probarla? No os preocupéis, las grandes firmas ya se han hecho esta pregunta y están trabajando para seguir ofreciendo todos sus servicios.

beauty

La industria del beauty ha sido una de las más afectadas en el mundo de la moda. Las nuevas medidas de seguridad, así como el distanciamiento social han cambiado por completo su rumbo comercial. A esto se suma el cierre de tiendas que imposibilita la experiencia de probar y descubrir nuevos productos.

Con todo, desde grandes empresas globales hasta pequeños minoristas están trabajado en nuevas estrategias de venta.

Inicialmente, el conglomerado de lujo francés LVMH fabricó y entregó de forma gratuita gel hidroalcohólico a las autoridades sanitarias francesas. Del mismo modo, The Estée Lauder Companies se unió a la iniciativa produciendo este gel desinfectante para grupos de alta necesidad y personal médico.

También MAC Cosmetics lanzó Viva Glam, una campaña para apoyar los esfuerzos de ayuda del COVID-19. Así, destinó el 100% de las ganancias de su lápiz labial a 250 organizaciones de todo el mundo.

El nuevo rumbo del beauty

Según WWD, los minoristas están buscando posibles innovaciones como paletas de prueba desechables fabricadas con materiales sostenibles para facilitar las experiencias en la tienda.

Es el caso de las tiendas Sephora en China, que recientemente han abierto sus puertas. Las medidas implantadas hasta el momento cuentan con controles de temperatura de los clientes y el uso obligatorio de mascarillas. Además, las tiendas se desinfectan cada dos horas y los empleados trabajan con equipos y herramientas de uso individual.

beauty

El grupo Douglas también está adoptando medidas similares. Igual que en las tiendas Sephora, todos los empleados trabajan con materiales desechables. También se exige el uso de mascarillas y el control de temperatura. Una iniciativa interesante del grupo es el uso de gráficos de contornos faciales para guiar a los clientes en la elección de productos. Como la aplicación de maquillaje no está permitida, se ofrecen tutoriales y pruebas de color si reservas cita de antemano.

Como vemos, la actividad económica se va regulando paulatinamente. Mientras, las marcas están tratando de recuperar los daños económicos mediante campañas de marketing enfocadas a sus potenciales clientes. Además, algunos minoristas están utilizando la influencia mediática de influencers y make-up artists para potenciar sus ventas.

Por otra parte, marcas como DECIEM, Kiehl´s y Bobbi Brown están reforzando la confianza entre sus clientes y la marca a través campañas de fidelidad de los productos.

beauty

La manera en que las firmas están respondiendo activamente a la crisis definirá las bases de su futuro empresarial. La nueva normalidad trae consigo nuevos modelos de negocios. Sin duda, a partir de ahora nuevas iniciativas se irán sumando para conseguir un mayor éxito. De momento, podemos apostar por un futuro del beauty más comprometido con el cliente y sus peticiones.

Últimas medidas sobre el futuro de la industria de la moda aquí.