READ IN: English

El pasado 13 de mayo, Dries Van Noten y un conjunto de diseñadores y minoristas se reunieron para discutir el porvenir de la industria de la moda. Hoy, The Council of Fashion Designers of America y el British Fashion Council han publicado una carta conjunta. En ella se exige una industria con ritmos más lentos y sostenibles. 

Fhasion 2020

La actual crisis de la moda, desencadenada por la pandemia del coronavirus parece haber cambiado el curso de la industria. Hoy el CFDA y el BFC se ha reunido para hablar sobre los mecanismos en pro de una responsabilidad con el planeta. Así, han publicado “El reinicio de la industria de la moda”, para cambiar la forma en que los diseñadores y las marcas realizan sus negocios y presentan sus colecciones. En concreto, insisten en el elevado ritmo de producción y la inadecuación del modelo estacional:

“Durante mucho tiempo, se han producido demasiadas entregas y generado elevadas mercancías. Con el inventario existente acumulado, los diseñadores y minoristas también deben mirar el ciclo de colecciones y ser muy estratégicos sobre cómo y cuándo vender sus productos […] Un ritmo más lento también ofrece la oportunidad de reducir los niveles de estrés de los diseñadores y sus equipos que a su vez tendrán un efecto positivo en el bienestar general de la industria”.

En cuanto a los desfiles, ambas instituciones han decidido centralizarlos en una de las principales capitales de la moda. De este modo, se evitarán los viajes innecesarios.

Las Fashion week cambian

Como también han indicado en el documento, a partir de ahora se comprometen a elaborar prendas con una mayor vida útil. Así, aumentarán los niveles de creatividad y con ello, la responsabilidad con el cliente y el planeta:

“Mediante la creación de menos producto, con mayores niveles de creatividad y calidad, los productos serán valorados y su vida útil aumentará. El enfoque en la creatividad y la calidad de los productos, la reducción de viajes y el enfoque en la sostenibilidad […] aumentarán el respeto del consumidor”.

Fashion catwalk

Como ves, el mensaje está claro y ha sido compartido por gran parte de la industria. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer. Muchas de las grandes empresas de lujo no se han posicionado ni han dado respuestas claras ante esta petición. Nosotros confiamos en que lo hagan y juntos redirijan el futuro de la moda hacia la sostenibilidad.