READ IN: English

En una nueva era en la que el género y su forma de expresión se encuentran en constante cambio, sorprende ver como la escena womenswear avanza y aboga por la diversidad del cuerpo y en acabar con la objetivación sexual, mientras que el universo menswear se convierte en una oda al hombre hipersexualizado.

MSMG activewear campaign

Partiendo de la idea de que la masculinidad es un sistema de comportamiento aprendido y no innato, que no tiene un significado concreto y definido, es incoherente como la industria de la moda y la belleza está estereotipando al hombre más que nunca como herramienta de seducción y publicidad.

Hagamos un flashback a principios de los 2000, a la icónica campaña de fragancia masculina M7 Yves Saint Laurent en la que Samuel de Cubber aparecía completamente desnudo, la cual causó gran controversia a nivel global. Ese fue uno de los comienzos de las imágenes de moda comercial. En este sentido, la publicidad tiene que provocar, pero ¿hasta que punto se puede jugar con la masculinidad estereotipada?

Yves Saint Laurent M7 Campaign

Hoy en día, firmas haute-couture están incluyendo en sus colecciones infinidad de prendas que dibujan la silueta del hombre, camisetas fishnet y transparencias que están dejando ver literalmente el cuerpo de sus Adonis como Dries Van Noten, Louis Vuitton, Fendi, Alexander McQueen o Kim Jones en Dior Men’s SS19. En todo ese mundo la sexualización se está convirtiendo en el punto de partida de sus desfiles o de sus campañas que exponen torsos o reeditan el corte de los diseños para enfatizar puntos concretos.

Aunque pueda parecer irónico por la sociedad patriarcal en la que nos ha tocado vivir y su afán de cosificar a la mujer, parece ser que la escena womenswear está avanzando a la hora de celebrar la diversidad del cuerpo y acabar con el concepto de ‘mujer-objeto’ a través de campañas feministas protagonizadas por mujeres reales. Sin embargo, ese avance no está teniendo lugar en la moda masculina, en las que existe una mayor tendencia a hipersexualizar al hombre, como reflejan las imágenes de Calvin Klein Underwear Fall 2019, en la que aparecen mujeres diversas como Naomi Campbell o Beth Ditto, mientras que el elenco masculino está representado por jóvenes perfectos tonificados por mil.

MSMG underwear campaign

De igual forma, en las últimas editoriales de MSMG activewear y underwear fotografiadas por Kito Muñoz, aparecen teenagers narcisistas en ropa interior y camisetas mojadas reflejando su masculinidad. Así, extraña ver como en una era en la que se está redefiniendo el concepto de belleza y género la tendencia sea concebir al hombre como un Adonis sexualizado. No hombres ‘plus size’ o que vayan más allá de esos estereotipos de heteronormatividad en los que no existe la representación o la diversidad.