READ IN: English

El mundo de las imitaciones y reproducciones falsas de marcas icónicas nos ha sorprendido esta semana con la aparición de una nueva tienda fake que ha tomado prestada la identidad de la marca Supreme y el astronómico nivel de fama que ha logrado.

Supreme Spain

La nueva tienda online y física vende productos y prendas con el mundialmente conocido letrero rojo de la marca Supreme (@supremenewyork). A pesar de que la oferta es más reducida que lo que ofrece la marca original, creada en Estados Unidos, sí que se pueden comprar los artículos más demandados y limitados a precios mucho más asequibles, como la camiseta blanca con la palabra “Supreme” estampada, conocida como Box Logo.

Box Logo | Supreme Spain

Box Logo | Supreme Spain

No hay evidencias de que la marca bajo el nombre de Supreme Spain, ligada a la tienda online Supreme Italia, tenga relación alguna con la firma original estadounidense – es obvio que no -. Pero la polémica ha surgido al investigar los asuntos legales de la apertura de esta nueva tienda.

La pregunta es: ¿Es todo esto lícito? Es discutible. La marca estadounidense, a pesar de su fama en España e Italia no está inscrita en el registro de estos dos países, con lo que no queda protegida ante las imitaciones en estas zonas. Esto ha permitido a los empresarios de Supreme Spain e Italia convertir las tiendas en lo que se denomina el legal fake.

Supreme Spain | Barcelona

Pero el beneficio que obtienen estos dos nuevos negocios a costa de los logros conseguidos por Supreme se podrá ver finalizado si la firma americana decide reclamar los derechos de propiedad intelectual o proteger la marca en estos países.

Supreme nació en Nueva York en 1994 de la mano de un joven James Jebbia, recogiendo los estilos callejeros y del mundo del skate más efervescentes del momento.

Con el paso de los años, la firma fue ganando considerable fama hasta que el año pasado ocurrió lo impensable: una colaboración con Louis Vuitton que puso a Supreme en el punto de mira de todo el mundo y que la ha convertido en uno de los símbolos más falsificados, dándole a sus prendas un valor altísimo y poco accesible a las masas.

Supreme x Louis Vuitton

Según notificó Vogue, tras esta acción, James Jebbia “vende el 50% de la compañía al grupo Carlyle por 500 millones de dólares, lo que la convierte en una empresa de 1.000 millones de dólares. Como Snapchat o Spotify, por ejemplo”. A este cambio de rumbo le siguieron otras seis colaboraciones más.

Desde Highxtar. hemos querido descifrar el origen de estas dos tiendas, pero la marca se ha negado a compartir información con nosotros.

El éxito de estas falsificaciones se apoya en el desconocimiento de la gente, que no saben que Supreme (la marca original) SOLAMENTE se vende en tiendas Supreme (New York City, Los Angeles, Paris, Londres, Tokyo, Osaka, Nagoya y Fukuoka) además de en los pop-ups de Dover Street Market. El resto es falso.