READ IN: English

Se trata de un Mercedes-Benz CLK DTM AMG de 2005 que ha salido a subasta para convertirse en una pieza de coleccionista, ya que según la norma de EEUU, solo podrá conducirse 4.000 km.

El vehículo en cuestión se lanzó en 2005 como sinónimo de lujo y rendimiento. Sus asientos de cuero, la forma de su volante o las franjas de carbono que lo hacían más ligero fueron algunas de las características que convirtieron a este Mercedes en un modelo icónico. Ahora, este Mercedes-Benz CLK DTM AMG se subastará en la web de RM Sotheby a partir del próximo 22 de mayo, así que ya puedes ir ahorrando.

Se trata de uno de los 100 cupés que se fabricaron en su momento y se concibió para celebrar el triunfo de Bernd Schneider en el campeonato Deutsche Tourenwagen Masters en 2003. En cuanto a sus rasgos más técnicos, posee un V8 sobrealimentado de 5,4 litros que produce 582 CV y que está acoplado a una transmisión automática Mercedes-Benz SpeedShift 5G-Tronic, lo que lo convierte en un coche de 200 MPH que hace el 0-62 MPH en sólo cuatro segundos.

Además de todos estos detalles, lo que hace especial a este coche es que está homologado. Según la norma estadounidense, quien adquiera este Mercedes solo podrá utilizarlo a modo de pieza de exposición. El propietario podrá conducirlo legalmente unas 2.500 millas al año, o lo que es lo mismo, 4.000 km. Y otra de las particularidades de este modelo es que tendrá que someterse a las inspección de la NHTSA hasta que cumpla 25 años.

Puedes estar atento a todas las novedades de la subasta aquí. O echar un vistazo a las últimas noticias sobre tecnología en Highxtar.