READ IN: English

DOMINNICO acaba de presentar en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid su SS21 bajo el nombre de Omega. Es la primera vez que la marca presenta colección en formato digital después de 4 años haciéndolo en IFEMA. 

Domingo, director creativo de DOMINNICO (@dominnico), nos habla sobre Omega, su carrera y su visión actual de la industria de la moda en plena pandemia.

Highxtar (H) – Hace nada se ha presentado Omega, ¿Cómo llevas la resaca de la Fashion Week? 

Dominnico(D) – ¡Estamos muy contentos! Hemos aparecido en VOGUE Runway y a nivel internacional sí que hemos notado un boom. Nos han pedido vestuario para Doja Cat, estamos pendientes de la publicación de Khloe Kardashian y, además, tenemos una editorial con Sita Abellán, que durante estas semanas se irán subiendo los posts. Ya ha salido alguna foto con el casco joya con perlas que ha realizado Mateu Gargallo. 

H – A pesar de la pandemia, ¿estás contento con los resultados? 

D – Sí, si te soy sincero sí. La pandemia no ha sido un parón sino que me ha dado la oportunidad para reflexionar mucho mejor lo que queríamos transmitir o hacer con Omega.

La acogida en España creo que será más lenta, porque la imagen que teníamos asociada a la marca era otra. Reeducar al consumidor ha sido lo más interesante pero también lo más complicado durante este año. 

Entiendo que nuestro producto, o al menos parte de él, dentro de que hemos conseguido sacarlo a un precio asequible en la medida de nuestras posibilidades, sigue teniendo un precio alto. Pero espero que las personas que siguen a la marca entiendan que somos una empresa pequeña y joven y que nuestros costes son diferentes a los de las grandes firmas.  Pero sí, estoy muy contento y creo que igualmente va hacia adelante. Con lo que me quedo es con que hemos lanzado Omega, el E-commerce y vamos por el camino que queríamos. 

H – ¿Qué ha sido Omega para Dominnico? ¿Es tu mejor colección hasta ahora? 

D – No sé si es o no la mejor pero sí la que ha marcado un antes y un después en mi carrera. Omega ha sido como salir de ese cascarón de “okey” algo pensado para las celebrities hacia una colección que ahora sale a la calle. Y de lo que sí que estoy muy contento es con el resultado que hemos obtenido al hacer algo realmente propio.

H – Entonces, ¿realmente te ha resultado positivo presentar la colección de forma digital?

D – Estábamos en un momento en el que teníamos bastante claro lo que era Dominnico, pero ha tenido que llegar este momento en el cual poner balance de si era realmente válida esa Mercedes-Benz presencial o si podíamos optar por algo digital. Sinceramente me siento súper orgulloso de que el presupuesto que se haya invertido en este proyecto, se haya invertido entre compañeros super profesionales. Hemos conseguido reunir a 55 profesionales en un día, en un plató de cine, con 2.000 kg de nieve artificial, con una estación de bus traída no sé cómo… pero todo estaba allí. De alguna manera la comunidad que creamos y los valores que ya teníamos y no sabíamos cómo expresarlos aquí se han materializado y hemos dicho “hola, estamos aquí, cualquier persona es bienvenida a la marca”. 

H – ¿Planteas la posibilidad de dejar Mercedes-Benz Fashion Week o quieres hacerlo de forma híbrida en el futuro? 

D – Con Omega, Dominnico, ha seguido formando parte del calendario, pero hemos estado fuera de la pasarela. Digamos que nos ha gustado hacerlo así y que, posiblemente,  sigamos con este mood en el futuro.

Cuando empecé con Dominnico sí que es verdad que mi sueño al final era formar parte de la pasarela madrileña, pero después de todo veo que, a veces tratas mucho de pertenecer y parece que si no estás ahí no eres bueno, o no es lo válido pero…hay mil opciones. Ahora, para mí no es una opción renegar de la pasarela madrileña, sino que siempre será como formar parte, porque es donde yo he nacido. La verdad es que tal como lo hemos planteado con Omega, o bien un formato híbrido o presentar dentro del marco, pero fuera de MBFWM, creo que es lo que más se identifica con Dominnico ahora mismo. 

H – Las dos últimas colecciones que has hecho, tanto Omega como UHURA son más galácticas. Sin embargo, las de antes eran como más costumbrismo español; ¿cuál ha sido el punto de inflexión? 

D – Costumbrismo español había en Idolatría, que fue nuestra primera propuesta Senior. En Idolatría dimos un golpe a todos los tópicos españoles. Igualmente había mil referencias super locas como por ej Bon Jovi, de acuerdo al mundo del espectáculo con holográficos y demás… Pero sí que es verdad que  en las dos últimas colecciones hemos querido depurar todas esas líneas y centrarme en el nexo de unión de toda la marca, ese aire futurista pero llevado a un espacio-tiempo concreto.

Antes jugábamos con mil volúmenes, mil siluetas que quizá eran más fantasiosas, más del mundo de la noche; pero desde UHURA hemos querido ir hacia un entorno más cercano, más street y que a la vez nos viéramos representados de alguna manera con alguna de las piezas.
Omega surge en un entorno cute y futurista, en un espacio en el que los personajes no saben dónde están, quiénes son y cada uno es como súper extraterrestre pero a la vez te sientes identificado con alguno de ellos. 

H – Has cambiado el logo, ¿para siempre? 

D – La reinvención del logo forma parte de esta colección, pero el logo de la marca se sigue manteniendo. No descarto que haya siguientes drops o siguientes variaciones, ya que con un Unai La Fuente siempre estamos probando nuevas formas. 

Para mí este logo era una manera de volver a mi infancia, a ese momento otaku que nunca tuve, pero que siempre viví. Era ese momento de ahondar en la adolescencia y darle como ese modo dark a la vez que colorista que puede convivir perfectamente y que al final dio luz a OMEGA

 

H – Has sacado joyas con Mateo Gargallo y bolsos con Suritt, ¿cómo ha sido trabajar con ellos en esta colección? 

D – Para mí es muy importante poder representar en todo lo que pueda- objeto, imágen, visual, complemento etc- esa historia lo más rica posible. Entonces no solamente juego con mi talento sino que siento que cada una de las colaboraciones hace que cobre forma aún más el proyecto.

Cuando conocí el trabajo de Mateu no quise cerrarme solamente a crear ese tipo de piezas, sino que también ahondé en su propio imaginario que era el UPCYCLING, de coger piezas y volver a construirlas, pero que también hablaran de dominico. 

Con la marca alicantina Suritt ya existía una colaboración anterior, pero en esta ocasión me dieron vía libre para poder crear desde cero. Entonces para mí fue interesante poder recrear el momento icono del bolso baguette 2000. Me apetecía crear una pieza que fuera un fondo de armario, que no fuera como algo que es como muy mono, pero al final no te pones. 

H- ¡El icónico baguette! Sin duda un must en cualquier armario. 

D – A todo esto, Kylie nos pidió todos los modelos de bolsos. Estoy esperando a que le lleguen. 

H – ¿Cómo es que Kylie Jenner te pida unas piezas? ¿Qué se siente? 

D – Es muy guay porque de alguna manera ellas son altavoces ¿no?, son grandes comunicadoras. Más allá de que en otros aspectos hayan profundizado demasiado en temas que no comparto, como esta belleza que tengamos que entender como necesaria, sigue siendo muy guay tenerlas como portavoces.

También es muy importante poder haber hecho un producto que sea street y que a la vez hable de la moda; que una chica que consume un Birkin o un LV de 5000 o 10000 euros se pare a ver un producto nicho español de estas características y que le hable de ese VIBE que ella también ha vivido en su adolescencia es muy gratificante. Al final eso es lo más puro de todo esto, más allá de seguidores o de cánones de belleza.

H – ¿El éxito mediático va de la mano del éxito económico?¿Crees que se podrían cambiar cosas dentro de la industria para que esto mejore? 

D – Para mí esta pregunta es la más importante que me han hecho en todo este tiempo. Mi percepción como creativo es que como bien dices, no, casi nunca ese éxito puede soportarse a nivel económico. La repercusión mediática o en redes no se traduce con el éxito económico en absoluto. 

Es súper importante el concienciar de alguna manera a la gente, de que lo primero es que en las redes sociales mostramos únicamente lo que queremos. Hasta ahí bien. Pero no todo el apoyo a los creativos debe ir solo a través de postear algo en redes. Creo que lo más importante es que si realmente te gusta una marca, si realmente valoras ese trabajo, mi consejo es que de alguna manera te esfuerces por llegar a ello, ya sea con mucho o poco dinero. Aparte de conocer la calidad y de saber de dónde viene el producto y de cómo está fabricado. 

Que de alguna manera se entienda que detrás de proyectos hay personas y bueno, en nuestro caso somos un equipo super pequeño y peleamos mucho para salir adelante. No es tan dulce como se ve, es un pico y pala constante. 

H –¿Qué pase esto es culpa nuestra, del consumidor, o de la falta de infraestructura en la moda que no apoya o invierte?

D – De alguna manera nos han enseñado que las cosas valen muy poco, a nivel de salarios, de personas, de todo. Entonces, al final, existen plataformas como Shein o Inditex, que hacen que entiendas que el valor de un producto es ínfimo. Entiendo que también son piezas que van en serie y en muchísimas cantidades, pero no podemos llegar a esos estándares porque no es humano. Es todo como una rueda ¿sabes? Si pagamos poco por una prenda, la gente estará trabajando en condiciones malísimas. A eso le sumas que la precariedad laboral está ahí y es eso, la gente no puede permitirse invertir en moda. 

No creo que sea necesariamente que no haya una infraestructura potente, porque desde ACME u otras plataformas se está impulsando o tratando de impulsar a la cultura española

H. – ¿Qué es lo que más valoras de la moda española? 

D – Me quedaba con la parte en la que compañeros de alguna manera adoran, alaban y crean empleo y siguen creyendo en personas que son super pro en diferentes disciplinas de tema artesanía, mira Maria Ke Fisherman o Mané Mané. Al final creo que la artesanía muchas veces es lo que más se va perdiendo cuando queremos hacer los proyectos cada vez más mecánicos y prendas más producibles. Creo que es muy cool rescatar diferentes puntos de la artesanía y darles un valor a día de hoy. 

H – ¿Piensas que ahora, debido a todo esto que ha pasado con la pandemia, vamos más hacia el slow fashion? 

D – Creo que, ya no solo por el Covid, nos tenemos que reeducar y pensar realmente qué queremos y cómo queremos ver el mundo que nos rodea en general. Es un tema de de edad, de educación, del propio entorno y después de la curiosidad de cada uno a la hora de establecerse con marcas como nicho o no.

La realidad que estamos viviendo también nos hace pensar qué necesito o qué puedo permitirme o no, o que quiero a largo plazo. 

H – ¿Dónde te enmarcas dentro de la industria? 

D – Si me tuviera que definir como creativo, te diría que me siento artista multidisciplinar. Creo que no me conformo solamente con un determinado público o nicho. Sí, creo en la moda de autor y la vamos a seguir construyendo. Creo en la sostenibilidad, en una moda ética en la cual creo que ya hacemos hincapié con el tema upcycling; también creo en la digitalización y el progreso, de acuerdo a otras movidas que al final incorporo en mi trabajo, la interacción con las nuevas generaciones, etc. 

Sí que creo que este proyecto en todo caso ha de ir a algo más grande, pero no por ello siento que va a dejar de lado su origen. No me da miedo el momento de crecer o de poder hacer algo más reproducible, pero siempre teniendo en cuenta de dónde venimos y cuáles son nuestros valores. 

H – En estos cuatro años de carrera, ¿cuál ha sido el mayor logro de Dominnico como marca y también de ti como persona que encabeza su propia marca? 

D – Digamos que el no tener miedo a reinventarse y adaptarse, tanto como marca como yo mismo. A veces pensamos que por tener un determinado recorrido sea a corto o largo plazo no hay porqué cambiar. Sin embargo, el estar en continuo cambio es lo que ha hecho fuerte a Dominnico.

En todo el pasado año, no solamente a nivel creativo, sino como persona, he tratado de descubrir de qué manera puedo deconstruirme, Esto me ha ayudado a saber aún más lo que quiero, cómo lo quiero, y no solo qué quiero transmitir si no cómo lo quiero transmitir, que también es muy importante. 

H – Y ya para despedirnos, ¿nos puedes adelantar algo del próximo lanzamiento? 

D – A finales de año una colaboración bastante ambiciosa. Digamos que habrá algo guay, estamos tramando algo… Solamente puedo decir que es un drop especial, algo sin ser necesariamente una colección al uso, que llegará antes de lo esperado. 

Sea como sea, creo que vamos a seguir creando material propio. Considero que a partir de ahora tenemos que lanzar algo cuando lo sintamos, sean dos o tres colecciones, sean cápsulas más pequeñas, más grandes…Lo que sea, pero que realmente sea cuando nos sintamos preparados, no cuando nos vaya presionando de alguna manera el sistema, que a lo mejor ni a nivel económico ni creativo es lo que nos pide. 

Fotos Backstage: Jaime Perpinyá