READ IN: English

El diseñador Felipe Oliveira Baptista abandona la casa Kenzo tras dos años de dirección creativa. Se convierte así en el segundo éxodo de un alto perfil de una marca amparada por el conglomerado LVMH, después de la salida de Kris Van Assche de Berluti la semana pasada.

Felipe Oliveira Baptista

Según informaba WWD ayer 26 de abril, Baptista se retira del cargo, dejando un legado que, aún siendo algo exprés, teniendo en cuenta que empezó en 2019, se recordará por sus siluetas contemporáneas y minimalistas llenas de vibración y color. Un concepto con el que cerraba asimismo su paso por la marca high-end con la última colección para otoño-invierno 2021. Ésta celebraba a través de esas ideas al fundador de la casa Kenzo Takada, que falleció a finales de 2020 debido a complicaciones por COVID.

Antes de emprender ese viaje trascendental por KENZO, Baptista fue director creativo de Lacoste, de 2010 a 2018, a la par que dirigió su propia firma de moda femenina, que actualmente se encuentra en stand by. ¿La retomará a partir de ahora?

En un comunicado citado por WWD, Oliveira expresó estas palabras de agradecimiento a su paso por la marca propiedad de LVMH: “Ha sido un honor para mí servir a esta increíble casa y al legado de su fundador Kenzo Takada. Me gustaría agradecer a mis equipos su talento y dedicación”. El medio también informó que Kenzo tomará un nuevo rumbo importante para su línea prêt-à-porter, seleccionando un nuevo director que se alinee con ese camino creativo a partir de entonces.