READ IN: English

Cozy, sexy, cool. La nueva colección masculina para la temporada FW23 de Silvia Venturini Fendi es una oda a la comodidad sofisticada, la opulencia de lo cotidiano y la elegancia de lo inesperado. 

Bajo el telón de fondo de una pista de pinball con bolas de discoteca y el eco de Donna Summer en la banda sonora de Giorgio Moroder, la pasarela se cernía en gris con el outfit inaugural y ya nos dejaba entrever la línea que seguiría la colección FW23 de Fendi. Abrigos, trajes, faldas asimétricas sobre pantalones, chándales, bolsos llenos de mantas de mohair… Todo en clave cashmere.

Abrigos de piel, pantalones de cuero oversize y seda jacquard conformaron junto con el cashemire, una colección que la propia marca tildaba de cozy, sexy, coolDe hecho, lo fue, ya que las prendas de punto dejaban entrever los pechos; los hombros quedaron expuestos en camisetas deconstruidas y las capas se envolvieron alrededor del cuerpo de una manera femenina.

Como es habitual, el emblemático monograma de FendiI impregnó la colección, desde sombreros de ganchillo hasta ponchos con capucha, pasando por los abrigos. La colección se cerraba con trajes de lentejuelas inspirándose en la era del glamour y la decadencia de los 70. Pero, lo que más nos sorprendió, fueron las últimos bolsos de mano que diseñó Silvia Venturini Fendi.

Mientras que el Fendi Baguette original se reinventó con múltiples bolsillos utilitarios, Venturini Fendi exhibió bolsos de cachemir con el monograma de la marca que incluían baguettes en su interior. La colección continuó con el clutch convertido en un pan Baguette real. La versión más cool del ícono de Fendi continuó con la aparición de un porta paraguas en forma de baguette.

K-Way FW23 celebra su herencia parisina en Milan Fashion Week.

Newsletter