READ IN: English

Los últimos comportamientos de Kanye West, puede que tengan un impacto negativo en la imagen de Gap, lo que ha llevado a la empresa a tener que plantearse si romper la relación con el rapero.

En los últimos días ha comenzado a correr los rumores de unas presiones en torno a Gap para que interrumpiera su colaboración con Kanye West, protagonista hace unos días de un baneo temporal de Instagram tras una publicación en la que atacaba a Trevor Noah, el presentador de «The Daily Show» que durante su programa había expresado su preocupación por el triángulo amoroso entre Kanye, Kim Kardashian y Pete Davidson.

«Los inversores podrían reaccionar positivamente si Gap decide cortar los lazos con Ye», comentó David Swartz, analista de Morningstar. «Especialmente porque podría comenzar a convertirse en una distracción». Es cierto que las últimas publicaciones de Kanye y las declaraciones de Noah han sido el detonante. Sin embargo, el cantante es una apuesta muy potente y si rompiera con la marca, Gap tendría que renunciar automáticamente a un una asociación exitosa.

Si la etiqueta realmente quisiera poner fin a esta colaboración, podría hacerlo de manera paulatina, dejando que los lanzamientos ya anunciados, siguieran según lo planeado, pero disminuyendo gradualmente la cantidad de lanzamientos previstos para el futuro. Aunque tal decisión sería bien recibida por quienes hoy piden la finalización del acuerdo con West, las repercusiones para Gap podrían ser bastantes desde el punto de vista económico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Daily Show (@thedailyshow)

Un acuerdo de diez años como el firmado con Ye representa actualmente un salvavidas económico para una compañía que ha luchado por encontrar nuevos éxitos en los últimos años y que gracias a la colaboración con Yeezy y Balenciaga ha logrado algunos de los mejores números de su historia.

Newsletter