READ IN: English

TEXTO: Pablo González 

Todos conocemos el complejo de rara Avis que tiene el productor de Atlanta, ya sea en su ámbito sentimental (Pete Davidson crying) o profesional. Siempre lleva al extremo sus comportamientos y decisiones, y es por ello (y por su estatus social) lo que lee convierte en un ejemplo de megalomanía con consecuencias marketinianas. 

PD: No lo intentéis en casa (comportaros como Ye) seguramente acabéis presos en una tragicomedia londinense rollo Skins.

El hecho es que DONDA 2 no está en ninguna plataforma mainstream como bien sabemos, ya que el rapero anunció que la única manera de escuchar su disco es a través de la compra de su Donda Steam player, cuyo precio asciende a 200 dólares.

Pero esto va más allá, aquejado de que los artistas solo cobren un 12% de las ganancias producidas por las reproducciones y habiendo cancelado su contrato con Apple (por valor de 100M de dólares) la lucha sempiterna contra las plataformas confluye en un punto.

Debido a la política de merca de los «fucking Billboard», para poder entrar en los charts está prohibido regalar discos con mercancía; algo que en su momento hirió el pobre corazoncito de Nicki Minaj, ya que hizo que Travis Scott la superara en ventas por usar esta estrategia, datos a parte. La verdadera piedra roseta de esto es que el Steam Player permite minera las canciones, y es que precisamente esto lo que Billboard prohíbe.

¿Pero de verdad le importa a Kanye? OBVIAMENTE LE DA IGUAL.

Estamos hablando de una persona que se ha presentado a las elecciones presidenciales de Estados Unidos y que ha cambiado su nombre por Ye, la palabra más usada en la Biblia, que literalmente significa Tú.

El mito de Sísifo y la posterior interpretación de Albert Camus, podría explicar un poco la relación de Ye con las multinacionales musicales. Esa condena a subir la roca de sus creencias y comportamientos, que siempre acabará por aparecer en la ladera de la montaña llamada industria musical. El absurdo y la inutilidad de sus acciones cimientan los pilares básicos de esta historia, ya que el pensamiento del cantante era vitalizar su Steam Player. Y no más lejos de esto, a pesar de la buena tajada, no todo el mundo tiene el poder adquisitivo como para plantearse comprar una coulant con luces.

Newsletter