READ IN: English

Una pieza de diseño contemporáneo nacida del entendimiento de una actitud moderna y de la recuperación intencionada de un objeto histórico de archivo. Gucci Attache es un bolso que reinterpreta la tradición y el sistema de códigos de la Casa al tiempo que transporta al presente una silueta inspirada en la intuición y la actitud de los años setenta. Todo ello a través de una narrativa y una gestualidad que escapan a los confines del género, ya sea femenino o masculino.

Attache, como ‘gancho’ en francés, Como la geometría con la cual, mediante el poder de los símbolos, puede definirse como onomatopéyico en tanto que se cierra sobre sí mismo como un gancho. O como el gancho metálico que amarra ambas esquinas. Así, Attache es un bolso que surge de un diseño de media luna circunscrito por la tribanda de Gucci y caracterizado por una G metálica que abre y cierra su silueta.

Versátil como un símbolo, tanto en forma como en volumen, el Gucci Attache representa la esencia de una actitud y una gestualidad sumamente actuales. Tanto en sus tamaños mediano y pequeño como en las distintas formas de llevarlo. Ya sean hombro o cruzado, la línea exhibe ese encanto que solo poseen los objetos que cumplen una doble función.

«Este bolso me fascinó desde que lo vi fugazmente y por casualidad en el archivo de la Casa. Enseguida surgió en mí el deseo de reinterpretarlo e incluirlo en la colección Love Parade para el desfile de mod de Los Ángeles. Su silueta, típica de los años setenta, proyecta una actitud muy moderna que me impulsó a crear un símbolo ecléctico que pudiera plasmar la idea de una doble función. El cierre en forma de G, de origen mecánico, sirve de nexo entre el espíritu burgués propio de un objeto de este tipo y la funcionalidad del mundo utilitario» asegura Alessandro Michele.

Con sus correas intercambiables -de piel o tribanda- que permiten lucirlo como bolso o en bandolera, el Gucci Attache es un artículo de diseño transportable y ergonómico que vive en contacto con el cuerpo. Una silueta perfecta para incluirla en una hipotética colección de objetos de deseo o, dicho de otro modo, de esos objetos maravillosos, útiles e inseparables que son los bolsos en la cultura contemporánea.

El Gucci Attache protagoniza una campaña publicitaria capturada por el fotógrafo y director de arte Max Siedentopf con un telón de fondo metropolitano. Siedentopf realza los mismos símbolos que imbuyen de significado al propio bolso: referencias y perspectivas que, unidas, saben dar vida a esa utilidad glam que no es sino la expresión de una cultura del aspecto y la practicada. Dos elementos que crean un afán por la belleza.

Newsletter