READ IN: English

Amistad, complicidad, coalescencia de creatividades dispares que comparten frontera, intercambios y contaminación de ideas colectivas. Y el pragmatismo absoluto de elegir puentes que conectan distintas perspectivas. Gucci HA HA HA es una colección que supone la culminación de un ingenioso viaje entre dos. La síntesis de la amistad que une a Alessandro Michele y a Harry Styles.

Gucci HA HA HA no es solo un motivo estampado en una etiqueta, sino la génesis de un argot todavía por categorizar que define la intersección entre la expresión creativa y la percepción de dos conciencias distintas. Y, como tal, es una colección fruto de una relación creativa que nace de la diversión y concluye con un producto tangible.

HA HA HA es la síntesis en serie de las iniciales de ‘Harry’ y ‘Alessandro’. Pero también es el sonido onomatopéyico de la esencia escrita del emoji de ‘reírse a carcajadas’. De hecho, es precisamente ese neologismo –‘hahaha’– el que Michele y Styles llevan dos años usando como fórmula de cierre para los mensajes que intercambian; dos amigos que comparten viajes, experiencias y hasta ese tiempo en suspensión que resulta de cohabitar espacios en silencio. La complicidad que los une da pie a continuos intercambios en tanto que recupera el verdadero significado moral de la amistad; un acto sincero de revelación y devoción de uno mismo hacia otro, sin hipocresía ni alardes de poder.

Alessandro Michele y Harry Styles se conocieron hace ya muchos años, nada más iniciar de sus trayectorias como solistas. Michele venía de debutar como director creativo de Gucci y Styles acababa de lanzar su primer álbum. No tardó en surgir una relación de intercambio, de contaminación creativa constante y un afán de exploración.

«Harry tiene un sentido de la moda increíble. Contemplar su habilidad para combinar prendas de ropa de una forma nada convencional frente a los estándares establecidos de gusto y sentido común y a la homogeneización del aspecto me llevó a comprender que el estilismo de un look es un generador de diferencias y poderes. Lo son también sus reacciones a los diseños que he creado para él y que siempre ha hecho suyos. Unas reacciones que me generan, invariablemente, un arrebato de libertad. La idea de trabajar juntos me vino a la mente un día mientras hablábamos por teléfono; le propuse crear un ‘armario de ensueño’ con él, empezando por esas pequeñas peculiaridades que toman forma en nuestras visiones de la infancia. Terminamos creando una mezcla de estéticas. Desde la moda pop y bohemia de los años setenta hasta una revisión del estilo de caballero en una evocación subvertida de la sastrería masculina» afirma Alessandro Michele.

Gucci HA HA HA es una divertida colección diseñada como heraldo de nuevos conceptos de belleza creados en base a códigos liberadores que destierran las complejidades de las colecciones de moda. Generan la sostenible espontaneidad propia de la sencillez. Esa sencillez que demuestra la naturaleza incluso cuando se expresa a través de perspectivas complejas.

Chaquetas, abrigos, pantalones, camisas y complementos que evidencian un pasaje emotivo e innovadora capaz de originar un estudio sobre la elegancia masculina vista desde un enfoque sorprendente por medio de prendas que declaran su amor tanto por los materiales que las conforman como por la relevancia histórica de sus formas y volúmenes y de las imágenes que generan.

Un diálogo, un juego. La expresión cómplice de una amistad surgida de un proyecto que aúna encuentros, historias, similitudes y diferencias para dar lugar a códigos liberadores.

Gucci HA HA HA es, por tanto, una conexión imaginativa entre Alessandro Michele y Harry Styles que reúne, en una misma colección, numerosos elementos característicos de las sendas creativas y las peculiaridades de ambos artistas, integrándolos en la síntesis que es Gucci. Elementos de sastrería inglesa convertidos en acentos románticos surgidos de un nuevo concepto de masculinidad a través del uso excéntrico del cuadro Príncipe de Gales en abrigos cruzados y la preeminencia fundamental de procesos artesanales en la confección de chaquetas o en los detalles de los botones camiseros forrados o nacarados.

Una imaginación artística nacida de actos creativos que se aplican a expresiones diversas, contaminándose entre sí y convirtiéndose en prendas que reflejan los cambios formales en la significación histórica de la ropa masculina; y es por ello que los trajes de sastrería, las chaquetas vaqueras tratadas y los trajes de terciopelo en tonos irregulares vienen acompañados, sorprendentemente, por pijamas y camisas bowling estampadas, abrigos con forro, capucha y abotonadura de nudos chinos, y faldas escocesas de tablas con tirantes de piel ajustables. Todo con el fin de subrayar la presencia constante de dos creatividades en cada diseño, la seña de identidad de la colección Gucci HA HA HA.

Newsletter