READ IN: English

Dingyun Zhang se convierte en el nuevo diseñador del proyecto Moncler Genius, un universo etéreo en el que asciende a un plano sobrenatural con su colección ‘Underwater Futurism’, que explora desde la abstracción los efectos del cambio climático en el planeta.

Su visión del diseño funcional de larga duración, que ya pudimos ver representado en algunas piezas virales como las YEEZY 700 Wave Runner, vuelve a latir en esta cápsula en la que DYZ se sumerge en las profundidades del océano para elevar a la superficie criaturas que hibridan lo humano y animal en condiciones extremas.

El diseñador chino, como gran revelación en el mundo de la moda, refleja ahora su identidad dualista entre el streetwear y el lujo para el legado de MONCLER. Una fusión creativa entre la artesanía y la innovación textil sostenible que deriva en piezas exteriores gigantescas y monstruosas con volúmenes acolchados que flotan alrededor del cuerpo, y lo transforman de manera escultural para sobrevivir contra todo pronóstico, incluso un futuro líquido y/o apocalíptico.

Moncler + Dingyun Zhang Spring 2022 ya ha emergido del fondo submarino para proyectarse en la web de la firma italiana y exponerse en sus espacios físicos. Hablamos con Dingyun Zhang (@dingyun_zhang) sobre esta fantasía sartorial, y su revolución eco-futurista en la moda en tiempos de emergencia climática.

Highxtar (H) – ¿Qué es lo que inspira tu deseo de diseñar para el futuro?

Dingyun Zhang (DZ) Me inspiran las personas que viven en condiciones duras, por su efecto en el aspecto de su ropa y su cultura. Estas duras condiciones me inspiran a explorar formas de crear ropa que proteja al usuario de estas condiciones. La forma en la que vive la gente, la ropa que llevan, lo que comen, todo ello forma parte de ese estilo de vida, y sin duda es algo que tengo en mente y que me servirá de inspiración en el futuro. 

Dingyun Zhang

H – ¿Cómo ha sido formar parte del proyecto Genius de Moncler, por el que han pasado icónicos diseñadores del calibre de J.W Anderson, Rick Owens o Matthew Williams? ¿Sientes que como ellos, ya formas parte de la revolución y del cambio?

DZ Es un gran honor estar al lado de diseñadores tan reconocidos, especialmente de aquellos cuyo trabajo ha tenido un impacto inmediato en la cultura y en nuestro enfoque del mundo creativo.

Creo que mi trabajo contribuye a este cambio porque explora la psicología de la forma humana y las posibilidades que la rodean. Mi diseño se basa e inspira en conceptos muy abstractos; estoy ampliando los límites de cómo las personas interactúan con el espacio y lo ocupan. Creo que las implicaciones de esto, junto con el deseo de la gente de expresarse, harán avanzar el panorama creativo de manera intrigante.

H – ¿Qué es lo que te atrae de la obra de Moncler?, y ¿de qué manera habéis conectado vuestras visiones en un mismo lenguaje futurista?

DZ No hay presente ni futuro sin pasado, así que concebí mi colaboración con Moncler como una oportunidad para expresar mi enorme relación con sus tradiciones y su herencia, abstrayéndolo a mi manera. Utilizando la base que han construido en términos de artesanía y detalles, y mejorando ese lenguaje con mi propio estilo de creación de formas. Por ejemplo, utilizando mis técnicas de pegado para crear una estructura de canalones en la chaqueta que acelere el flujo del agua de la lluvia fuera del cuerpo. Existe un choque simultáneo y una armonía entre mis ideas de construcción y los detalles tradicionales de Moncler.

H – La obsesión de la moda por el océano, por su potencial estético y simbólico, ha hecho que muchos diseñadores interpreten el fondo del mar y sus criaturas. Vemos que a través de tus creaciones sueles proyectar los desafíos medioambientales. En este caso, ¿cuál sería el mensaje sumergido en la colección “underwater futurism”? ¿se trata de una llamada de atención vinculada al cambio climático, a un futuro líquido y distópico?

DZ Mi instalación del desfile de Moncler combina el concepto de mi colección con una interpretación abstracta de los efectos del cambio climático. Vemos la colección modelada sobre una masa de tierra abstracta, sumergida en una niebla que oscurece el entorno y la extensión de la masa de tierra, llevada por modelos en un entorno apocalíptico, los últimos seres que quedan sin distinción entre humanos y criaturas.

La proyección sobre el techo y las nubes hinchables pretende dar al público la sensación de estar sumergido bajo el agua y distorsionar la percepción de las criaturas que viven en tierra, o bajo el mar. Su posibilidad de ser criaturas marinas es el resultado de los efectos del cambio climático, y su vida en tierra es limitada, lo que se demuestra con la niebla que se extiende por todo el espacio.

A veces las decisiones que tomamos no reflejan los mejores intereses de nuestro futuro. Actuamos sin tener en cuenta las consecuencias de nuestros actos. Este escenario pretende situarse en la singular intersección de los cambios socioeconómicos y medioambientales. Lo visual es el resultado de nuestras elecciones colectivas impuestas. Es difícil identificar o discernir las características humanas y, sin embargo, todo esto es el resultado de una toma de decisiones muy humana. Nos vemos obligados a observarnos a través de una nueva lente, en una calidad extraña, casi kafkiana. La experiencia de visionado pretende inspirar asombro y también plantear la pregunta de qué tipo de futuro nos espera.

H – Vemos como las prendas y sus maxi-volúmenes flotan alrededor del cuerpo, transformándolo de manera escultural. ¿De qué manera hibridáis conceptualmente el animal acuático y el humano? ¿Cómo cambian las piezas en los cuerpos que las habitan?

DZ Tratando de imitar los colores y las texturas del coral y de las criaturas de las profundidades marinas, y abstrayéndolos en estampados de camuflaje y agujeros en los puffers que exponen diferentes capas de color por debajo. Construir esto alrededor de una versión exagerada de la forma humana fue una forma de crear cada pieza como una escultura, combinándolas en una misma.

Cobran vida cuando se llevan sobre el cuerpo humano, creando formas que combinan nuestro mundo con el suyo. La colección representa la combinación de la actividad humana y animal en condiciones extremas, desafiando la silueta clásica de Moncler.

H – ‘Underwear futurism’ parece construirse a raíz de la técnica del collage, superponiendo distintos materiales innovadores, cut-outs, botas de pelo, leggings o máscaras acolchadas exageradas en una paleta de colores orgánicos y excéntricos. ¿De dónde proceden estas ideas sobre el material? ¿Cuál ha sido el proceso creativo que habéis llevado para equilibrar todo eso en un mismo universo vanguardista?

DZ Centrándome en los tejidos de alto rendimiento y en las nylons ligeras, seguí adelante con el concepto de comodidad y funcionalidad que recorre todas las piezas. Las referencias y siluetas que hago para las colecciones tienen algunas raíces en la ropa deportiva y de trabajo. Debido a esta relación con el movimiento del cuerpo, los abrigos, los chalecos acolchados y los blusones recortados están hechos de nylons arrugados ultraligeros por sus cualidades de rendimiento.

La paleta de colores de estos tejidos se inspira en el reino de las profundidades marinas y en los tonos tierra, que recuerdan a los corales y hongos que crecen de forma natural sobre las esculturas sumergidas en las profundidades del mar. Esas esculturas sumergidas se inspiraron en Jason Decaires Taylor, que esculpió el primer parque de esculturas submarinas.

H – Tras este episodio trascendental en tu carrera, ¿hacia dónde te diriges? ¿de qué manera te gustaría cambiar el futuro a través de la moda?

DZ Estoy explorando nuevas formas y siluetas del cuerpo. Estamos asistiendo a una época en la que la gente se ha centrado en la expresión de género, etc., y quiero diseñar un paisaje que lo refleje. Equipar a la gente con las herramientas necesarias para gestionar realmente su percepción y expresarse externamente en todos los sentidos de la palabra.

A veces vemos que la gente se modela según su personaje o músico favorito, en términos de rasgos de personalidad y estilo. Yo quiero ampliar esa paleta a cosas más abstractas. La gente debería poder pensar en modelar su estilo a partir de sus diseños arquitectónicos favoritos o de las formas de la naturaleza. Un edificio no tiene por qué limitarse a cuatro paredes y un tejado, y nuestros avances arquitectónicos reflejan ese sentimiento.

Podemos mirar a nuestro alrededor y ver edificios con adornos que realmente acentúan los escenarios de nuestras vidas. Es lo mismo que un atuendo no tiene por qué limitarse a una camiseta y unos vaqueros. Este enfoque es el que me gustaría que se incorporara más en el futuro de la moda.

Quiero que la gente vea la moda no sólo como un look de la pasarela o de su celebrity favorita, sino también como algo que ocurre naturalmente en la vida cotidiana. En realidad se trata de estudiar la interacción de cualquier superficie con su entorno inmediato.

Newsletter