READ IN: English

Despedimos a María Villar, concursante de OT, y damos la bienvenida a María Escarmiento: sonidos urbanos, letras eclécticas y una estética de sofisticación effortless. No solo su música, también ella evoca esa aura, y todo fluye de manera natural en lo que hace y lo que dice. Habla abiertamente de lo que le da pereza y demuestra lo poco que le interesa satisfacer las expectativas que se puedan tener de ella. Quizá por ello le hayan asaltado varias polémicas en su paso por la academia sin que ella ni siquiera se lo esperara.

Una vez cerrada su etapa de concurso televisivo, María estrena nombre artístico y debuta con su primer single en solitario, “Amargo amor”, para alivio de todos sus seguidores. Pero no lo hace ahora ni por presión ni por estrategia. “Si por mí fuera, sacaría los tres temas que tengo listos seguidos”, confiesa. A unas horas del esperado lanzamiento, hablamos con ella de música, de su experiencia en la academia y de su futuro.

© Pablo Amores

H.- Estrenas tema con cambio de nombre. ¿Por qué María Escarmiento?

María Escarmiento (ME)En realidad no tiene ninguna historia glamourosa. Es como me llamaban mis primos de pequeña. La historia que se rumorea en mi familia es que mi padre se metía mucho con los niños de la familia, y cuando me tuvo a mí era «su niñita», entonces decía que yo era como el escarmiento. Lo del nombre me rayaba un poco porque no me quería poner María Villar, lo asociaba mucho a la normalidad, pero por otra parte me parecía artificial ponerme algo sacado de la nada. Así que me puse esto porque es como que me ha llamado mi familia siempre. Aún me tengo que acostumbrar a que me lo llame gente externa porque suena un poco raro.

H.- Teniendo en cuenta la letra y el género de «Amargo amor», ¿temes las reacciones de la gente con el tema?

MESí. Más que temerlo, me da un poco de pereza. Creo que habrá mucha gente a la que no le guste y me da pereza justificarme, parece que tengo que dar una razón, decir que «lo he sentido así», y en realidad lo he hecho porque me encantaba y punto.

H.- Quizás por lo que ya se ha visto de ti y de tu estilo no tengas que dar tantas explicaciones…

MEYa, pero luego nunca se sabe. Al final no sabes qué es lo que espera la gente.

© Pablo Amores

H.- ¿Te parece quizás un rollo muy cerrado, los fans de OT?

MENo es que me parezcan cerrados, pero son una demográfica concreta. El tema de Ms Nina [La Diabla], por ejemplo, a la gente le encantó. Conmigo siempre han sido súperamables, aparte de los haters que tenemos todos… Bueno, todo salvo Marilia, que es un ángel.

H.- ¿Cómo ha sido trabajar con Pablo [Pablo Amores]? ¿Habíais hecho algo juntos antes?

MESí, yo le hice la producción de un vídeo a él… habíamos estado en ese contexto de trabajo antes. Pero esta vez ha sido más guay, porque solo éramos nosotros dos los que tomábamos todas las decisiones. No había nadie externo que se metiese en eso.

H.- Aparte de ser pareja, tenéis un estética similar y gustos parecidos. Juntos fluis bien.

MESí, y a mí me encanta lo que hace él. Ya sé cómo trabaja, las cosas que le molan, y quería que el video me lo hiciese él sí o sí, porque me flipa lo que hace más allá de lo personal. Mi vídeo no me preocupaba nada, sé que hay mucha gente a la que le preocupa que su videoclip sea fiel a uno mismo, pero yo sabía que me iba a gustar. Es justo lo que tenía en la cabeza.

© Pablo Amores

H.- ¿Qué referentes tenías?

ME – A la hora de hacer las canciones no tenía nada en la cabeza. Tenía el beat, pero no pensaba “quiero que se parezca a esto”. Tenía la sensación, el rollo oscuro de Merca Bae, pero no un referente concreto. Me salió hacer esto.

H.- ¿Siempre has querido hacer este estilo hacer este estilo, o es el sonido que te ha salido en este momento?

MEMe ha surgido ahora. Antes tenía un grupo de punk, hacía garage. Nunca me había planteado componer, llevaba años sin pensar en esto. Hacía música pero no me lo planteaba.

H.- ¿Pretendes seguir en esta línea?

MENo lo sé, pero tengo tres temas ya hechos que sí son de este rollo. Tengo más cosas con Merca Bae preparadas y él suena así. Pero mirando más allá no sé lo que me va a salir.

H.- Hablemos de televisión. ¿Te has sentido cómoda en un formato como OT?

MESí. Bueno, el formato es muy complicado de llevar cuando estás dentro. Yo me lo pasé genial y volvería a entrar. Era como estar en un campamento, y eso me encanta. Pero era complicado porque están evaluándote todo el rato y mentalmente es difícil que no te afecte y que no sientas que eres una puta mierda. En ese sentido al final sí estaba quemada, y me sentía agobiada. Pero yo sí me he sentido cómoda y lo mejor es que, cuando todo eso estaba sucediendo, no teníamos ni idea de lo que estaba pasando en el exterior, que eso para mí es lo mejor que tiene el programa. Así que tampoco era tan consciente de la presión. Mi presión era con los profesores y conmigo misma, de decir “quiero sacar esto adelante”. Pero no tenía tanta consciencia del formato, de todo el mundo que lo estaba viendo, y de que al día siguiente lo comentarían y harían un artículo de eso. Estaba más tranquila dentro de OT que fuera.

© Pablo Amores

H.- Y además de cómoda, ¿te sientes representada, sientes que el formato te identifica?

MEPara mí ha sido muy generoso. No tengo ninguna intención de desvincularme de OT, porque me he sentido guay y el público me ha tratado de puta madre.

H.- ¿Sientes que la televisión impone algunos límites creativos? Por ejemplo, la escena trap no funcionaría en la tele. ¿A ti esas fronteras te han coartado en algún sentido?

MEOT me interesaba vocalmente. Yo sabía que iba a un programa de versiones. Aunque mucha gente no lo piense, soy cantante. Me interesaba a nivel técnico y de performance. Había gente que me decía: «¿por qué no coges un tema de Bad Gyal en la nominación?» Y es que ni siquiera creo que Bad Gyal quiera tener ahí sus temas. De esta manera no tendría cabida. En lo creativo no me han puesto limite, me sentía completa. Es interesante darle tu toque, pero es que al final vas a interpretar, no a crear.

H.- Quizá el público, al haber visto solo eso, espera que cuando salgas de la academia sigas en una línea similar. He leído algún artículo sobre Amaia, por ejemplo, donde dicen que se está “pasando con el indie”. Parece que la gente espera algo concreto por ser de OT.

MEEs que es muy raro lo de que haya que tener vida después. La gente se puede enamorar de unas cosas que al final no son realmente tú. Yo no me identifico con la canción de «Voy en un coche», y a lo mejor a la gente le mola y tenían expectativas de algo así.

© Pablo Amores

H.- ¿Qué música escuchas últimamente?

MEBásicamente solo estoy escuchando trap español… Y Marcelo Criminal, que me encanta.

H.- Cuéntame tus próximos proyectos. ¿Qué vas a hacer ahora?

MEEstoy en stand by hasta que salga «Amargo amor», porque depende de cómo vaya se verá las oportunidades que tengo. Tengo otra canción grabada y ready a la que le quiero grabar ya el video, y sacar otra.

H.- ¿También para este año?

MESí. De hecho yo las quería sacar seguidas, pero no ha podido ser. Así que la otra la quiero sacar rápido. También veo que la gente esta muy rayada con que el primer single tiene que ser muy top, porque va a representarte, y para mí no es así. Yo saco esta canción y para nada es la mejor canción que espero hacer. Tengo tres grabadas y la que más me gusta es la tercera, por ejemplo.

H.- ¿El vídeo de la próxima será en la línea de este?

MENo. Tengo ya preparado el segundo vídeo, estamos esperando a ver si lo podemos financiar. Yo tenía claro ahora que quería esta idea, pero el segundo quiero que sea diferente.

H.- O sea, que este año nos esperan tres temas.

ME¡Espero que tres como mínimo!