READ IN: English

¿Buscas elevar el nivel de tu vida sexual? Los expertos aseguran que, si la respuesta es afirmativa, deberías probar la técnica conocida como ‘Edging’.

El Edging se define como el acto de dar placer a otra persona y aumentar su excitación sin dejar que esta alcance el orgasmo. ¿El objetivo? Incrementar la tensión y proporcionar una intensa liberación de energía sexual cuando se permite llegar.

Se trata de una técnica muy apreciada, ya que lleva al cuerpo mental y físico a explorar sus límites, retrasando el placer pleno al máximo. De esta forma se aprovechan las cuatro etapas de la excitación: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Es en las dos primeras fases cuando el cuerpo se prepara para el placer, tensando los músculos e intensificando la respiración. Y también es el punto clave del Edging.

Existen varias formas de practicarlo. La más común es la conocida como ‘el método de arranque y parada’ que consiste en cesar el placer antes de que la persona esté a punto de eyacular. El proceso puede repetirse varias veces, a gusto del practicante.

Además, expertos y usuarios informan de que el Edging ayuda a fortalecer la capacidad mental y el autocontrol.

Y tú… ¿A qué esperas para probarlo?
Newsletter