READ IN: English

Inditex está buscando una red de tiendas con una superficie media más grande y que generen “mayores niveles de rentabilidad”. El nuevo plan estratégico diseñado por el grupo prevé que la compañía llegue a una red de casi 7.000 tiendas tiendas en todo el mundo, al absorber de entre 1.000 y 1.200 locales de menor tamaño durante este año y el que viene. A pesar del descenso en el número de tiendas, se espera que el crecimiento bruto anual sea del 2,5%.

El cierre de estas tiendas no responde a que generen pérdidas, de hecho, la mayoría serán absorvidas por otras de mayor tamaño. “Estas unidades se corresponden fundamentalmente con los establecimientos más antiguos de las cadenas diferentes a Zara, detalla el grupo.

Tras este ajuste, Inditex contará con “una red de tiendas de alta calidad, en las mejores ubicaciones. Con venta online se espera que generen un crecimiento de las ventas comparables a largo plazo de entre el 4% y el 6% anuales”.

El grupo ha cerrado el primer trimestre de este año con unas pérdidas netas de 409 millones de euros, los primeros números rojos del grupo desde que cotiza. Las ventas se situaron en 3.303 millones de euros, un 44,3% menos que en el mismo periodo del año anterior.