READ IN: English

Instagram ha admitido que no pudo eliminar las cuentas que favorecen el trastorno alimentario de la aplicación y, en algunos casos, incluso promocionó estas páginas entre los adolescentes.

Esta declaración se ha producido después que el personal del senador de Connecticut Richard Blumenthal abriera una cuenta falsa como si fuera una niña de 13 años. Después de seguir varias páginas sobre dietas y desórdenes alimenticios, el algoritmo le recomendó casi de inmediato cuentas de dietas más extremas.

Instagram tuvo que reconocer que las cuentas violaban sus pautas y deberían haber sido eliminadas. «No permitimos contenido que promueva o fomente los trastornos alimentarios y eliminamos las cuentas compartidas con nosotros por infringir estas reglas«, dijo un portavoz, después de que la oficina de Blumenthal envió una lista de las páginas ofensivas.

«Continuaremos siguiendo los consejos de expertos de académicos y organizaciones de salud mental para lograr el difícil equilibrio entre permitir que las personas compartan sus experiencias de salud mental mientras las protegemos de contenido potencialmente dañino. Siempre estamos trabajando para mejorar», añade el portavoz de Instagram.

La plataforma con más visitas ha sido criticada anteriormente por sus esfuerzos de moderación, que parecen aplicarse estrictamente a la desnudez, sobre todo del cuerpo femenino. Mientras que el contenido que promueve la extrema derecha, el racismo, la violencia y los trastornos alimentarios se filtra por la red.