READ IN: English

Llegó a París allá por los años 60 para implantar lo mejor de esa simbiosis de arquitectura y moda japonesa década tras década. Una vez más, Issey Miyake demuestra la esencia nipona y la pulidez de sus diseños en la Paris Fashion Week.

Issey Miyake SS20 es una exploración conceptual por la naturaleza, la alegría y el color

En la Place des Vosges, alrededor de la estatua de Luis XIII, los modelos desfilaban exhibiendo la colección SS20 de Issey Miyake entre música en directo y acrobacias. Retirado el diseñador, la firma continúa rigiéndose por la filosofía del maestro con prendas que llevan el effortless a un nivel de sofisticación inmejorable.

El desfile, titulado “A walk in the park”, se llevó a cabo como un espectáculo de elegancia con bailarines y percursionistas dando paso a los modelos por la pasarela. Colores vibrantes, con looks monocromo y outfits que combinaban paletas brillantes con verde y rosa o morado y amarillo, han dado aún más color y alegría a un escenario de naturaleza puramente parisina. El show pregonaba entusiasmo y buenas vibraciones, y las prendas fluían entre saltos, carreras y patadas a un balón de fútbol que transmitían una euforia relajada que rompe con la sobriedad propia de las pasarelas.

Las blazers oversize y las túnicas largas que evocan inevitablemente la estética japonesa se superponían sobre conjuntos de camisas desabrochadas y pantalones anchos. Todo estaba pensado para jugar con cada movimiento, con tejidos plisados y punto ligero.