READ IN: English

El tema de la homofobia sigue siendo uno de los más delicados hoy en día, pero no sólo eso, sino que desgraciadamente, en pleno siglo XXI y en el año 2022, todavía hay gente que utiliza la homosexualidad para insultar a los demás. Sí, increíble pero cierto. Uno de los últimos en vivir en primera persona este tipo de ataques ha sido el diseñador francés Jacquemus a través de sus redes sociales, concretamente en el muro de comentarios de su perfil de Instagram.

Todo sucedió el pasado 14 de febrero, día oficial de San Valentín, cuando el diseñador decidió compartir una fotografía de él y su futuro marido besándose. Hasta aquí todo normal, pero la cosa empezó a cambiar cuando Simon Porte empezó a recibir insultos y el rechazo por parte de los homófobos en Internet, que amenazaban con dejar de apoyar su marca homónima.  A lo que Jacquemus respondió: «Mis bolsos no te quieren. No necesito tu punto de vista homófobo. Y mis bolsos no te necesitan. Dégage. Si supierais cuántos homosexuales trabajan en Jacquemus… No os merecéis nuestros productos. Punto».

¿En serio, es real? ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿No pedimos siempre libertad de expresión y de opinión? Parece que a una pequeña parte de la sociedad le queda mucho camino que recorrer para avanzar y cambiar su mentalidad.

¡Bravo y GRACIAS Jacquemus! Es lo mínimo que podemos decir ante este bonito y necesario gesto.

Newsletter