READ IN: English

Este fin de semana, Kim Kardashian debutó en el programa de televisión estadounidense ‘Saturday Night Live’ como presentadora del mismo. Lo hizo a través de un irónico monólogo en el que bromeó sobre su divorcio con Kanye; la cinta sexual que la lanzó a la fama; las cirugías de sus hermanas y hasta con Caitlyn Jenner.

Una vez más, la estrella de televisión acapara todas las miradas y comentarios. Vestida con un traje de terciopelo rosa de Balenciaga, comenzó a dar cera a todos y cada uno de los miembros de su familia (incluida ella misma). Tomando las riendas del Saturday Night Live, su speech empezaba de la siguiente manera: «Cuando me lo pidieron, dije: ¿Queréis que sea la anfitriona? ¿Por qué? Hace mucho tiempo que no estreno una película. En realidad, solo lo hice una vez y nadie me avisó de que se estrenaba la película. Se le debió olvidar a mi madre.» Fue ahí cuando nos dimos cuenta de que la noche prometía.

Uno de los momentos más icónicos del monólogo fue el dedicado a Kanye West, cuando aseguró: «Me casé con el mejor rapero de todos los tiempos. No sólo eso, es el hombre negro más rico de Estados Unidos. Un genio legítimo y talentoso que me dio cuatro hijos increíbles. Así que, cuando me divorcié de él, el motivo solo fue uno: su personalidad.»

Ni si quiera Corey Gamble, el novio de Kris Jenner, se libró de los irónicos comentarios. «La única cosa de la que estoy realmente orgullosa es que nadie puede llamarme cazafortunas. Honestamente, ni si quiera estoy segura de cómo convertirme en una. Así que le preguntaré al novio de mi madre, Corey.» dijo Kim Kardashian.

Si no quieres perderte el resto de comentarios que hizo sobre sus hermanas, Caitlyn Jenner o incluso O.J. Simpson, además de su espectacular look diseñado por Demna Gvasalia, te recomendamos que veas el monólogo completo.