READ IN: English

En medio una escena apocalíptica en loop, la diseñadora Kim Shui presentaba en el marco de NYFW una colección para la temporada primavera-verano 2021 con la que se enfrenta a las restricciones emocionales del aislamiento y el auto-castigo.

El CFDA cerraba su concepto de pasarela digital RUNWAY360, en el que los diseñadores pre-filmaban sus shows y lookbooks, con la creativa emergente Kim Shui. A través de su propuesta SS21, se oponía al ideal arcaico de la moda al ser ‘Bound’. Es decir, una narración que celebra el ideal de la moda arraigada en la realidad y la resistencia de la ciudad de Nueva York.

Kim desplegaba en las calles de la Gran Manzana un universo textil 2YK inspirado en los 90 y 2000. Y lo hace a través de un nuevo enfoque de sus icónicos vestidos bodycon y tops recortados. Ademas de siluetas animal print, sets de dos piezas, prendas vaqueras, y mucho neón.

El vídeo que acompañaba la editorial centraba su sinopsis en un homenaje a 30 mujeres inspiradoras de su vida que tuvieron que enfrentarse a los problemas del mundo real durante el aislamiento y la cuarentena. De ahí nacía este nuevo filme sobre resistencia y sororidad en Nueva York.