READ IN: English

La crisis sanitaria que comenzó a principios de 2020 generó un declive económico que no ha excluido a nadie. Incluso las empresas mejor posicionadas del mercado como Inditex; han tenido que revaluar su situación financiera y acelerar la estrategia de cierres de tiendas para poder mantener y abrir otras con mejores expectativas. El grupo gallego dirigido por Pablo Isla -presidente de Inditex- ha movido sus fichas en el tablero y podría ganar así una partida que le concedería un lugar predilecto en la capital.

Inditex

Inditex a lo largo de este año se ha visto obligado a reestructurar su red de establecimientos en tiempo récord. Entre las despedidas más dolorosa, la tienda de Zara situada en la calle Carretas de Madrid; ésta fue la primera boutique del magnate Amancio Ortega fuera de Galicia y que dio comienzo a un camino de triunfo y éxito dentro y fuera de nuestras fronteras. Las cadenas de moda joven, Lefties y Pull&Bear, desaparecerán de la Gran Vía.

Con la remodelación del Edifico España por parte de los hermanos Luis y Carmen Riu Güell en el lujoso hotel RIU; dio a Madrid un nuevo lugar de ocio en una ubicación con historia, la terraza del último piso al aire libre. Visitado por ciudadanos y turistas, los locales vacíos a pie de calle son una oportunidad de abrir negocios con buenas posibilidades comerciales.

Inditex

Cinco espacios de los cuales, uno está destinado a la restauración y cuatro a la moda. Entre los competidores, el conglomerado sueco H&M e Inditex, que apuesta por localizar allí Pull&Bear y Stradivarius. Todo esto supone una deslocalización del mercado desde la calle Princesa hasta Plaza España. Además, ésta última se encuentra en medio de un lavado de imagen que aumenta el interés.

El metro cuadrado está valorado por 270 euros al mes. En total, el espacio disponible cuenta con 15.000 metros cuadrados de uso comercial. Aún queda algún tiempo para saber quién pondrá la firma en el contrato de arrendamiento, pero muchos apuntan a que Inditex será el vencedor.

Inditex