READ IN: English

La firma francesa, Celine, participa en el cierre de la jornada de la semana de la moda masculina Primavera-Verano de París con su colección nostálgica por la década de los 70, un retroceso temporal al Rock & Roll retro y el Hollywood de las camisas con escote y los pañuelos en el cuello.

Lo interesante de la industria es la gran variedad de interpretaciones que los diseñadores platean acerca de la moda, cómo cuentan a través de los diseños una historia cargada de influencia anteriores y su innovación propia. Hedi Slimane presentó una colección para la temporada SS 2020 llena de colaboraciones artísticas.

“Tengo nostalgia por cosas que probablemente nunca he conocido” es uno de los eslóganes que hemos podido ver en en la pasarela de Slimane y que definen perfectamente su propuesta. El director creativo de Celine nació en el año 1968, a pesar de vivir en la década de los 70, su edad prematura no le permitió admirar en profundidad el estilo que fluía a su alrededor, no obstante, fue una época importante que marcó el mundo de la moda, Hedi lo trae de vuelta en pleno 2019 con la colaboración de cinco grandes artistas: David Kramer, Zach Bruder, André Butzer, Darby Milbrath y Carlos Valencia.

Como si se tratase de una máquina del tiempo, a medida que los modelos recorrían la pasarela el sabor a los setenta se hacía mas intenso. Los pantalones acampanados de mezclilla, las camisas abiertas y las cazadoras de cuero eran los detalles más significativos, sin olvidar, las gafas estilo aviador de cristales oscuros y monturas plateadas.

“Tengo nostalgia por cosas que probablemente nunca he conocido”

Las melenas largas, onduladas y con flequillo recordaban al ya fallecido David Bowie y su giro Rock & Roll retro, y al joven Jagger. Además, la mezcla de estampados, las rallas con lunares y los diferentes tipos de animal-print resurgían con la influencia del Hollywood de los 70, los directores de cine recorriendo los estudios de producción ataviados con su propio estilo y sus llamativos pañuelos de cuello han tenido su lugar en la colección de Celine.

Los modelos elegidos por Slimané de figura fina y larguirucha rememoraban un momento en la historia marcada por las drogas. Ni un solo detalle se le ha escapado al diseñador de Celine, que ha devuelto la nostalgia por los 70 incluso a aquellos que no la vivieron, pero que hoy la amarán para siempre.