READ IN: English

Los invitados fueron convocados en la pista de tenis parisina por excelencia, Roland Garros para el espectáculo de Lacoste de esta tarde hoy. La marca estará siempre asociada al tenis y a su camiseta de polo piquet. Aunque es más que evidente que la compañía francesa está tratando de cultivar un concepto de marca mucho más profundo y más asociado con la moda de runway.

Lacoste

Louise Trotter hizo alusión entre bastidores a esta nueva conexión entre moda y deporte de Lacoste: “él inventó el polo para jugar mejor, pero Lacoste siempre ha versado sobre la fusión entre deporte y moda“. En esta propuesta el deporte quedó en un segundo plano, la pista de tenis, para ser la moda quien se llevase todo el protagonismo.

La colección fue una gran apuesta por la sastrería bien estructurada y ajustada, no en términos de fit ya que fue la sobredimensión fue lo que elevó muchas de la prendas. Incluso chándales y chubasqueros respiraban un savoir-faire propio de atelier muy lejos de una producción automátizada. En cuanto a la paleta de colores es un poco nostálgica pero Trotter dejó muy claro que en la colección “no había nada retro“.

El calzado ha copado muchas de las miradas,  la apuesta por el loafer fue clara ¡y qué loafer!

Un nuevo paso adelante de Lacoste que sigue consolidando su apuesta por el high-end sin perder ni un ápice de su esencia. Sin duda una de las mejores colecciones de esta PFW.