READ IN: English

LVMH está apostando por las cajas misteriosas con la intención de aplicarlo en el mercado de lujo con Heat. Las cajas de Heat contienen productos básicos de lujo Saint Laurent y Celine hasta Off-White, Palm Angels y Heron Preston. Esta es la nueva manera de captar a los Gen-Z hypebeasts.

Las cajas misteriosas funcionan así: los compradores pagan un precio fijo para recibir una selección sorpresa de productos. Se popularizaron por primera vez en la industria de la belleza a principios de 2010 como una forma presentar nuevos productos a nuevos consumidores y acabar con el exceso de productos.

En los últimos años, estas cajas misteriosas aumentaron su popularidad por el auge de la reventa y por una pandemia que hizo que los consumidores compraran más en línea y por entretenimiento. Además, las marcas de lujo reacias a los descuentos se encontraron con altos niveles de inventario.

Esta práctica ya la están introduciendo marcas como GCDS en el Black Friday del año pasado que vendió una serie de cajas misteriosas temáticas, así como la marca Sunnei que lanzó una oferta similar, con paquetes que contenían una combinación de piezas de otras colecciones pasadas.

La marca creadora de tendencias ha hecho acuerdos con minoristas como Selfridges, Harrods y Browns para comprar lo que no han vendido y además convenció a más de 60 marcas, incluidas Loewe, Maison Margiela y Amiri, de que las cajas misteriosas son una poderosa herramienta para ganar clientes.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a la nueva campaña de Prada protagonizada Hunter Schafer?