READ IN: English

Los ingresos del gigante Kering han disminuido un 15,4% en el primer trimestre de 2020, según informa el propio grupo. Las pérdidas se deben al Covid-19, pero no han afectado igual a todas las marcas del conglomerado.

kering

El grupo de lujo Kering ha anunciado que sus ingresos se han reducido en un 15,4% durante el primer trimestre de 2020, vinculando directamente la disminución al impacto del coronavirus. La más afectada ha sido Gucci, mientras que Bottega Veneta ha crecido.

Kering facturó aproximadamente 17.150 millones de dólares en 2019, y Gucci contribuyó con 10.420 millones de dólares de esa cifra total. Ahora, las tornas han cambiado. Kering ha dicho que Gucci se ha visto especialmente afectada por la pandemia, aportando solo 1.960 millones de dólares en el primer trimestre de 2020, con un descenso del 23,2% frente a lo que generó en las mismas fechas el año pasado.

Kering dice que Gucci tuvo un fuerte comienzo de año, pero que conforme la pandemia se extendió los ingresos se redujeron notablemente. Por el contrario, Bottega Veneta vio aumentar sus ingresos en un 8,5%, lo que resultó en ventas de 297,11 millones de dólares en el primer trimestre de 2020.

El CEO de Kering, François-Henri Pinault, se mantiene positivo y asegura que las casas de moda del grupo saldrán airosas de este período de incertidumbre.