READ IN: English

El parecer que vivimos encerrados en una pintura de Edward Hopper o una secuencia permanente de Luis Buñuel está afectando desde nuestra salud mental a la economía global. La industria de la moda ha sufrido un cambio radical desde el día en que el Covid-19 empezó a transformar nuestras vidas y a dejar unas líneas drásticas en los libros de historia. Repasamos los efectos de la pandemia en la escena de la moda.

Shangái FW

The true cost. ¿Cuánto tiempo van a tardar las industrias en volver generar su producción total? sobretodo cuando la mayoría de la productividad de la moda se lleva a cabo en China e Italia. Tanto es así que todas las empresas de alrededor del mundo que producían en China, el mayor exportador a nivel global, van a tener que buscar otros puntos de producción.

Y es que, aún habiendo países que creen sus propios textiles, dependen de hilos y suministros de China. Pues el 3,47% de los materiales y componentes intermedios proceden de este país. De hecho, si ponemos el foco en el panorama nacional, vemos como grandes asociaciones del sector como Asecom, Fedecon y ModaEspaña han comunicado que no descartan trasladar su producción a otros países como Turquía, Marruecos, Portugal, o hacerla incluso en España.

GUCCI CLOSED DUE TO CORONAVIRUS

Italia, otra de las áreas más efectivas cuando hablamos de moda, más allá de por su producción, por ser Milán una de las capitales mundiales de la moda, va a tener -asimismo- una gran dificultad a la hora de reactivar el ciclo de la moda y la economía, dejando muchos estragos en el camino. Lo impactante será ver que compañías sobrevirán en la era post-covid.

Pero una de las peores partes de la historia la van a experimentar los buyers: los compradores o grandes compañías como ASOS o Selfridges que tienen que trabajar con 6 meses por adelantado. El hecho de ir a showrooms a ver las piezas que necesitan para más tarde generar una producción en masa tendrá que aplazarse quizás un año debido a la situación.

DESFILES CANCELADOS

El coronavirus ha contagiado gravemente el sector de la moda. Más allá de haber cancelado la Semana de la Moda de Shangái hasta próximo aviso, los shows de firmas de alrededor del globo han tenido que fijar el ‘closing’ más largo de sus vidas. La suspensión de las ferias, desfiles y actividades relacionadas con la moda dejarán vacío el suministro de nuevas colecciones.

LV AW2020

En pleno ‘fashion month’, adiós a la Semana de la Moda de Londres y al desfile de Chanel que iba a desplegar en Pekín con la presentación de su colección 31 rue Cambon. Por no hablar de la últimas news que nos dejaban impactados con el siguiente titular: ‘Los shows de Paris Fashion Week Men’s y Couture han sido cancelados’.

DECLIVE DEL HIGH Y EL FAST FASHION

Sustituir la producción de mascarillas, gel desinfectante y trajes de protección sanitaria de las casas de lujo como Moncler o Burberry y remontar su archivo habitual va a ser muy complicado. De hecho, los grandes perdedores del retail serán los grandes conglomerados de lujo como LVMH, por su mayor exposición en la región asiática. Como, de igual forma, se verán en la misma pendiente Chanel, Versace o Capri Holdings que tienen en China entre el 30 y 50% del total de su facturación en la misma localidad.

El Grupo Kering, aka el poseedor de firmas como Gucci, Saint Laurent, Balenciaga y Bottega Veneta, ya estima una caída de -14% en las ventas en el primer trimestre de 2020.

Así, las estadísticas hablan de una pérdida de entre unos 32.000 y 42.000 millones de dólares para el sector del lujo, penalizada por el cierre de tiendas y grandes centros comerciales. Pero el caso más drástico se lo lleva Burberry, cuyo 44% de las ventas se realizan gracias a ciudadanos de nacionalidad china. En las últimas semanas, las ventas de Burberry han caído entre un 40 y 50%, y según las previsiones de los expertos volverán a caer un 70, 80% a finales de mes.

En el caso de empresas españolas como Inditex, se espera que la venta disminuya, pero al ser una compañía diversificada, el impacto podría ser menor que en otras empresas menos globalizadas. Pues dicho imperio tiene fábricas -asimismo- en Marruecos y Portugal, lo que le asegura una gran parte de la fabricación y producción, y menor dependencia del suministro asiático.

Los efectos del covid se ven claramente afectados, de igual forma, por el grupo H&M. La cadena fast-fashion sueca ha anunciado el cierre de 3.441 de sus 5.062 tiendas, registrando una caída de ventas del -24% ya sólo en el primer trimestre del año.

IMPACTO ECONÓMICO GLOBAL

Según estadísticas de la ONU, la industria textil en Europa será la más afectada por el coronavirus, con unas pérdidas de 15.600 millones. En el caso de Estados Unidos y Japón, la epidemia supondrá un impacto de 5.800 millones y 5.200 millones.

NEW BALANCE STATEMENT

En la otra cara de la moneda, se espera que el e-commerce registre un gran crecimiento debido a la caída de la venta física. A pesar de ello, la constancia que tenemos por ahora, es que muchos portales se han visto obligados a desactivar su conexión hasta próximo aviso como Net-a-Porter.

En el episodio anterior de moda y coronavirus, analizamos si la industria de la moda debería dejar de producir la temporada AW2020. Los riesgos y beneficios que eso conlleva. Léelo aquí.